Los fotovoltaicos creen que la nueva subasta favorece a los grandes proyectos

El secretario de Estado de Energía, Daniel Navia.

El secretario de Estado de Energía, Daniel Navia.

La Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier) considera que la nueva subasta de capacidad renovable, aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros, favorece a los grandes proyectos eólicos y fotovoltaicos y perjudica a los ciudadanos que quieren generar su propia energía.

Según la asociación, el nuevo real decreto, por el que se establece un cupo de 3.000 nuevos megavatios (MW) para las nuevas instalaciones de producción de energía renovable, es una forma de dejar fuera al ciudadano y limitarlo a pagar facturas y comprar acciones de los grandes operadores.

Anpier ha subrayado que la política energética del gobierno del Partido Popular da lugar a que “un negocio de 59.000 millones de euros anuales sea controlado solo por un grupo reducido de empresas”.

La asociación ha criticado que la integración de energías renovables en el sistema se concentre en “expulsar a las familias productoras, evitar la socialización de la generación de energía y ralentizar la entrada del autoconsumo”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada