Quemada cree que en Europa caben “menos bancos de los que hay ahora”

 José María Marín Quemada (i), conversa con el exdirector del Banco de España, Aristóbulo de Juan, antes de su intervención en el curso La Cuarta Revolución. "Cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria" de la UIMP, hoy en Santander.

José María Marín Quemada (i), conversa con el exdirector del Banco de España, Aristóbulo de Juan, antes de su intervención en el curso La Cuarta Revolución. “Cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria” de la UIMP, hoy en Santander.

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha asegurado hoy en un curso de la UIMP que en Europa “caben menos bancos de los que hay ahora”, en referencia a si hay o no un excesivo nivel de concentración bancaria.

Durante su intervención en un curso sobre economía digital organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y patrocinado por BBVA ha recordado que la pregunta sobre si hay o no hay excesiva concentración se plantea sólo en aquellos sectores que exigen elevadas inversiones para salir adelante, como el de la energía, las telecomunicaciones, o la banca.

Y a la pregunta de si hay un exceso de concentración bancaria, o en empresas energéticas o de telecomunicaciones, ha respondido que “la respuesta siempre es la misma, hay menos bancos de los que debería haber”.

Pero es cierto, ha reconocido, que el sector financiero español no había tenido nunca una concentración como la que se vive actualmente, ha explicado, ya que ahora hay menos instituciones financieras pero muy eficientes.

Lo que hay que ver es si esa concentración es lesiva para los intereses de los ciudadanos, si pierde calidad y se incrementan los precios, pero en caso contrario entonces sólo se podrá valorar la situación.

Las empresas se deben a su cuenta de resultados, sean bancos o generadores de electricidad, refinerías de petróleo, ha dicho, y la cuenta de resultados se nutre de precios adecuados, si se impide que esos precios sean los adecuados y pasen a ser abusivos entonces es cuando hay que preocuparse.

Respecto a la posibilidad de que la reciente compra del Popular por parte del Santander tenga efecto en la red de cajeros y en las comisiones que se aplican a los clientes, Marín Quemada ha reconocido que “lo estamos mirando, pero aún no ha pasado nada”; si se detecta algún cambio, la CNMC intervendrá como lo hace siempre.

En cuanto al alcance de la operación, es a Bruselas a quien corresponde determinar quien debe estudiar si la integración vulnera o no los principios de competencia; la CNMC quiere estudiar el caso, pero esa decisión no corresponde al presidente de la institución sino al consejo.

UN SUPERVISOR ÚNICO

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha reiterado hoy su defensa de un supervisor único frente a la propuesta de dividirlo en dos -competencia y sectores- porque “una institución grande es más difícil de capturar”.

Durante su intervención en la última jornada del curso de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) patrocinado por BBVA en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Marín Quemada ha considerado que “el tamaño importa” y que “una institución grande es más difícil de capturar, es más independiente, que una institución pequeña”.

Así, aunque los supervisores resultantes del proceso de división de la CNMC “querrán ser transparentes e independientes”, serán más pequeños, lo que puede conducir a debilidades.

“Estoy firmemente convencido de que el modelo convergente ha dado resultados extraordinariamente prácticos” que pueden mejorar, ha añadido, al tiempo que ha insistido en que un supervisor único permite dar una “respuesta coherente a una realidad que es polifacética y poliédrica”, en la que las fronteras entre sectores son difusas.

Por otra parte, Marín Quemada ha avanzado que la institución trabaja para acortar el periodo de instrucción y resolución de expedientes, que actualmente está fijado en 18 meses, y que resulta “incompatible” con los tiempos de la digitalización.

También se ha mostrado partidario de mejorar la coordinación interna de la CNMC y ha subrayado la necesidad de recuperar las competencias pendientes, como la fijación de los peajes energéticos.

Asimismo, ha recordado que desde la creación en la Comisión en 2013 ha aprobado más de 7.000 expedientes y ha impuesto sanciones por más de 1.000 millones de euros, aunque estas multas, según su “opinión personal” al final “no son verdaderamente disuasorias”.

Con respecto al conflicto en el sector del taxi, ha insistido en que no se puede “prohibir la realidad”, sino que hay que introducir los nuevos negocios dentro de las normas siempre que no tengan un tratamiento fiscal o laboral más beneficioso, a lo que ha añadido que “no hay nada que hagan estas compañías nuevas que no puedan hacer las compañías antiguas”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada