La CE dice que depende de Italia decidir el futuro de Veneto Banca y BpVi

el exterior del Banco Central Europeo es visto en Fráncfort.

el exterior del Banco Central Europeo es visto en Fráncfort.

La Comisión Europea (CE) dijo hoy que depende del Gobierno italiano decidir sobre el futuro de Veneto Banca y Banca Popolare di Vicenza, que deberán liquidarse por orden de las autoridades europeas pero podrían recibir ayudas públicas del Estado italiano.

“Como prevén las normas de la Unión Europea, ahora depende de las autoridades italianas determinar el camino a seguir para los dos bancos en línea con las normas de insolvencia italianas”, dijo el Ejecutivo comunitario en una declaración.

La Junta Única de Resolución europea (JUR) ordenó este viernes liquidar ambas entidades después de que el Banco Central Europeo (BCE) declarase que son inviables o están en camino de serlo, pero decidió que no se cumplen las condiciones para aplicar una resolución europea y por tanto tendrán que ser liquidadas conforme a las normas italianas.

Esto permite a Italia evitar las estrictas normas de resolución europea, que exigen aplicar quitas a accionistas y acreedores como se vio en el caso del Banco Popular español, y abre la puerta para que Roma pueda inyectar dinero público en las entidades, cuya liquidación deberá respetar solo las normas de ayudas de Estado comunitarias.

La Comisión Europea y el Gobierno italiano mantienen ya discusiones “constructivas” sobre las propuestas remitidas por Roma para conceder ayudas públicas y el Ejecutivo comunitario asegura que “se están haciendo buenos progresos para encontrar una solución muy pronto”.

Las normas europeas de ayudas de Estado a la banca permiten inyectar dinero público si se cumplen ciertos requisitos, entre ellos que se aplique un “reparto de la carga” que obliga a accionistas y tenedores de deuda subordinada a asumir parte de las pérdidas pero que es menos estricto que el “rescate interno” previsto en las resoluciones.

“Tenedores de deuda sénior y depositantes no tienen que contribuir”, recuerda la Comisión Europea, que insiste en que “estos últimos están totalmente protegidos en línea con las reglas de la UE”, que fijan que los depósitos por debajo de 100.000 euros deben estar garantizados en cualquier circunstancia.

Este viernes el BCE determinó que Veneto Banca y Banca Popolare di Vicenza “eran inviables o tenían probabilidad de serlo dado que los dos bancos han incumplido repetidamente los requisitos de capital regulatorio”, informó este organismo.

La institución financiera de Fráncfort afirmó que dio a ambos bancos tiempo para presentar planes de capital pero estos fueron incapaces de ofrecer “soluciones creíbles” de cara al futuro.

El BCE informó después de la situación a la JUR, que concluyó que las entidades no cumplían con las condiciones para ponerlas en resolución bajo el marco europeo, y determinó que éstas deberán liquidarse siguiendo las normas italianas.

En concreto, la JUR ha considerado que no se cumple la condición de que la resolución europea de estos bancos sea necesaria para salvaguardar el “interés público”.

“Ninguno de estos bancos proporciona funciones críticas, y no se espera que su quiebra tenga un impacto adverso importante sobre la estabilidad financiera”, afirmó en un comunicado el organismo presidido por Elke Köning.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada