El gas natural licuado, el éxito de la ampliación del canal de Panamá

Un barco transita hoy por la esclusa de Cocolí, en la vertiente del canal ampliado de Panamá.

Un barco transita hoy por la esclusa de Cocolí, en la vertiente del canal ampliado de Panamá.

El transporte de gas natural licuado (GNL) por la ampliación del canal de Panamá ha sido “mucho mayor” del esperado debido principalmente al auge de esa industria en Estados Unidos, dijo hoy el administrador de la ruta acuática, Jorge Quijano, con motivo del primer aniversario de las nuevas esclusas.

Desde que se inauguró el ensanche hace justo un año, han transitado por la nueva ruta más de 1.500 buques (5,9 naves al día), de los cuales un 9 % llevaba gas natural licuado, producto que antes no pasaba por el canal porque necesita barcos muy grandes, indicó Quijano.

Esta cifra, reconoció, ha superado con creces lo previsto hace una década cuando se empezó a construir la ampliación, ya que por aquel entonces no había explotado el llamado petróleo de esquisto en Estados Unidos y ese país “no era un exportador, sino un importador de gas”.

Hoy día, el 70 % del gas natural licuado que pasa por las nuevas esclusas proviene de “una única planta petrolera en la costa este de Estados Unidos” y va dirigido en su gran mayoría a la costa pacífica de México, explicó el administrador.

“En los próximos dos años se van a abrir otras tres plantas adicionales (en Estados Unidos), lo que quiere decir que hay una gran posibilidad de que el gas natural licuado crezca el doble de lo que estamos viendo hoy en día y posiblemente hasta tres veces eso”, aseguró Quijano.

El GNL no pasaba antes por el canal porque necesita ser transportado en buques mucho más grandes, que no caben por las esclusas centenarias. La ampliación se construyó precisamente para que pudieran cruzar estos barcos, los denominados neopanamax, que tienen capacidad para llevar hasta 14.000 contenedores.

Otro producto que también ha contribuido a que el primer año del ensanche sea “muy exitoso”, según Quijano, es el gas licuado de petróleo (GLP), que sí cruzaba el antiguo canal pero que ha experimentado un crecimiento “exponencial” en el último año y ya aglutina el 31,5 % de los barcos que han cruzado las nuevas esclusas.

Quijano recordó así mismo en una ceremonia celebrada este lunes en las esclusas de Cocolí, lado Pacífico, que la buena marcha del ensanche permitirá a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) entregar al Estado más de 1.600 millones de dólares durante este año fiscal (desde octubre de 2016 hasta septiembre de 2017), un 60 % más que los 1.013 millones aportados en el período anterior.

Desde octubre de 2016 a mayo de este año, el tonelaje ha aumentado un 22,2 % los ingresos otro 12,5 % gracias exclusivamente a la ampliación, según los datos de la ACP.

El transporte de contenedores sigue siendo el principal negocio de la ruta acuática, aunque su contribución durante este primer año de funcionamiento del ensanche no ha sido tan grande como se esperaba debido a la disminución del comercio mundial y a los bajos precios del petróleo, según el administrador.

“Esperamos que las economías se vayan recobrando el próximo año y nosotros podamos ver más portacontenedores pasando por el canal y que estos vayan más llenos”, declaró.

La mayoría de los barcos procedentes de Asia con destino a la costa oeste de Estados Unidos no van cargados a su máxima capacidad, sino que van solo al 85 %, y por lo general hacen un único tránsito por el canal, ya que a la vuelta suelen optar por rutas más largas como el cabo de Hornos por los bajos precios del petróleo.

Esta situación, unida a la bajada de los peajes del canal de Suez, en Egipto, ha hecho que la ruta panameña pierda “competitividad”, pero sigue siendo la “más corta y más verde”.

La ampliación le ha permitido al canal reducir 17 millones de toneladas de CO2 durante su primer año, lo que equivale a 60.000 hectáreas de bosques.

El canal, que fue construido por Estados Unidos a principios del siglo pasado y por el que pasa cerca del 6 % del comercio mundial, une más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países distintos.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada