El déficit del Estado hasta mayo disminuye un 31,6 por ciento y baja a 16.161 millones

Deficit

Déficit público del mes de mayo de 2017.

El déficit del Estado disminuyó hasta mayo un 31,6 % en comparación con el mismo periodo del año anterior y se situó en 16.161 millones de euros, equivalentes al 1,39 % del PIB, gracias al aumento de la recaudación derivado de las medidas para incrementar los ingresos por el impuesto de sociedades.

De acuerdo con los datos publicados hoy por el Ministerio de Hacienda, las comunidades autónomas aumentaron su déficit hasta abril, al subir de 2.112 a 3.321 millones (0,29 % del PIB).

El déficit consolidado de las administraciones públicas en el primer trimestre ascendió a 4.287 millones, sin contar con las ayudas a la banca, lo que equivale al 0,37 % del PIB, por debajo del 0,71 % del primer trimestre de 2016.

La meta fijada con Bruselas para el conjunto del año es del 3,1 % del PIB.

Dentro del saldo del primer trimestre se incluye a las corporaciones locales que duplicaron su superávit hasta marzo, al pasar de 675 a 1.475 millones, equivalentes al 0,13 % del PIB.

El déficit del Estado hasta mayo es consecuencia de unos gastos de 78.947 millones, el 4,5 % menos que un año antes, frente a unos ingresos de 62.786 millones, el 6,3 % más.

Si se excluyen los intereses de la deuda pública, que se han reducido un 5,4 % hasta abril, el déficit primario del Estado fue de 5.071 millones (0,44 % del PIB), frente a un saldo primario negativo de 11.905 millones (1,07 % del PIB) en igual periodo de 2016.

El crecimiento de los ingresos es achacable al aumento del 7,7 % de la recaudación impositiva, lo que se debe fundamentalmente al incremento de los ingresos del impuesto de sociedades (después del pago adelantado de abril) en un 50,7 % y del IVA en un 5,3 %.

Según Hacienda, el aumento de los ingresos impositivos ha compensado en parte el descenso de las cotizaciones sociales en un 1,7 %.

Por su parte, el descenso de los gastos ha sido consecuencia de una caída del 5,6 % de las transferencias corrientes y de capital entre administraciones.

Las que más han descendido son las transferencias corrientes al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que han pasado de 1.634 millones en 2016 a 368 millones en 2017, en tanto que las recibidas por las comunidades autónomas han caído de 28.639 a 27.397 millones por los menores anticipos a cuenta del sistema de financiación.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada