La tasa de movilidad laboral aumentó hasta el 12,6 % en 2014, según Randstad

La tasa de movilidad laboral interprovincial aumentó hasta el 12,6 % en 2014 y los contratos firmados para trabajar en una provincia diferente a la que se reside crecieron hasta los 2,1 millones, lo que supone la cifra más alta desde 2007, según un estudio de Randstad.

 

El informe difundido hoy y basado en datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) indica que esta tasa de movilidad interprovincial (que relaciona los contratos totales frente a los que exigen un cambio de provincia) creció por segundo año consecutivo desde el inicio de la crisis, así como el número de contratos firmados, que en 2013 fue de 1,8 millones y en 2012 de 1,6 millones.

 

Castilla-La Mancha y La Rioja fueron las comunidades autónomas que registraron mayor movilidad entre provincias, hasta un 25 % de los contratos, seguidas de Castilla y León, con un 15 %.

 

Por el contrario, Canarias, debido a su ubicación, y Asturias y Extremadura se sitúan a la cola de la movilidad interprovincial con tasas inferiores al 10 %.

 

Madrid, Barcelona y Baleares fueron las provincias que más trabajadores acogieron, con saldos netos de 167.000, 49.000 y 30.000, respectivamente.

 

Toledo y Cádiz lideraron la emisión de trabajadores y presentaron un flujo negativo por encima de 30.000 empleados que se van de su provincia para acceder al mercado laboral en otra.

 

El estudio de Randstad revela que la agricultura y la industria ganaron peso en movilidad interprovincial respecto al sector servicios.

 

Al sector de la agricultura y la pesca correspondieron uno de cada cuatro contratos con movilidad interprovincial, mientras que al de la industria correspondieron el 7 %, lo que implica incrementos del 6,3 y 2,3 puntos, respectivamente, frente a 2013.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada