Los hogares españoles destinan el 26,5 % de sus ingresos a pagar su vivienda

La  economía  nacional  registra  una  capacidad  de  financiación  frente  al  resto  del  mundo  de   1.498 millones de euros en el primer trimestre de 2017, lo que representa un 0,5% del PIB  de  dicho  periodo.  En  el  mismo  trimestre  del   año  2016  la  economía  nacional  registró  una   necesidad de financiación de 422 millones (un 0,2% del PIB).  Esta  capacidad  de  financiación  se  produce  a  pesar  de  la  reducción  que  se  observa  en  el   saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios, que se estima en 3.299 millones de  euros, frente a los 4.245 millones del mismo periodo de 2016.   Por el contrario, se estima un menor saldo negativo de rentas y transferencias corrientes con  el  resto  del  mundo  (–2.244  millones  de  euros,  frente  a  los  –4.622  millones  del  primer   trimestre  de  2016)  y  un  saldo  positivo  de  transferencias  de  capital 2   (443  millones  en  el   primer trimestre de 2017, frente a -45 millones en el mismo periodo del año anterior).

La economía nacional registra una capacidad de financiación frente al resto del mundo de 1.498 millones de euros en el primer trimestre de 2017, lo que representa un 0,5% del PIB de dicho periodo. En el mismo trimestre del año 2016 la economía nacional registró una necesidad de financiación de 422 millones (un 0,2% del PIB). Esta capacidad de financiación se produce a pesar de la reducción que se observa en el saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios, que se estima en 3.299 millones de euros, frente a los 4.245 millones del mismo periodo de 2016. Por el contrario, se estima un menor saldo negativo de rentas y transferencias corrientes con el resto del mundo (–2.244 millones de euros, frente a los –4.622 millones del primer trimestre de 2016) y un saldo positivo de transferencias de capital (443 millones en el primer trimestre de 2017, frente a -45 millones en el mismo periodo del año anterior).

Los hogares españoles destinan de media un 26,5 % de sus ingresos anuales a pagar su vivienda, tres puntos más que en 2016, ya sea para afrontar la cuota hipotecaria o el abono del alquiler, con grandes diferencias entre autonomías, según un estudio de un portal inmobiliario.

Las familias españolas ingresan, de media, 28.199,88 euros al año, a tenor de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y de ese dinero las familias en alquiler usan el 28,72 %, mientras que las que tienen una hipoteca emplean el 24,30 %.

En ambos casos superior al esfuerzo que de media hacían un año antes, cuando empleaban el 26,18 % de los ingresos para pagar el alquiler y el 21,69 % para la hipoteca.

Para el presidente de pisos.com, Miguel Ángel Alemany, esta diferencia entre alquileres e hipotecas se debe a que el préstamo para la compra de la vivienda no incluye gastos que los arrendadores suelen imputar en el alquiler, como la comunidad o impuestos.

En cuanto al mayor esfuerzo que hacen ahora las familias para pagar su vivienda, el director del gabinete de estudios del mismo portal inmobiliario, Manuel Gandarias, ha explicado que se debe al incremento “importante” de los precios del alquiler, apoyado por el aumento exponencial del alquiler turístico.

En el caso de las hipotecas, ha añadido a Efe, esta subida es “más moderada” y se debe a que, de 2016 a 2017, se ha producido un incremento “importante en la contratación de hipotecas a tipo fijo, que son más caras”.

Por comunidades autónomas, las familias vascas (35,09 %) y madrileñas (33,62 %), que son las que tienen un mayor presupuesto medio, de 33.700 y 32.700 euros, son también las que destinan un mayor porcentaje de sus ingresos anuales a pagar su vivienda.

En cambio, las familias que residen en Castilla y León (19,16 %) y Murcia (20,59 %) son las que realizan un menor esfuerzo, a pesar de que los menores ingresos familiares se dan en Extremadura y Canarias, ambas por debajo de los 24.000 euros anuales.

Las familias extremeñas necesitan un 21,62 % y las canarias un 28,82 % de su presupuesto para pagar su casa, siendo estas últimas, las que realizan un mayor esfuerzo, sólo por detrás de vascos, madrileños y baleares (32,63 %), y por encima de los catalanes (27,36 %).

Según Gandarias, este sobre esfuerzo que deben realizar los canarios se explica “por el efecto turístico” de los precios de las viviendas, y porque, “a diferencia de Baleares”, los salarios son más bajos y, por tanto, las familias tienen menos presupuesto.

Por su parte, los navarros, pese a estar por encima de la media en ingresos, sólo necesitan un 20,71 % para pagar su casa, mientras que andaluces (26,25 %) y valencianos (27,52 %) dedican un porcentaje mucho mayor pese a estar por debajo de la media nacional.

En el resto de comunidades autónomas, los hogares asturianos (24,41 %), castellanomanchegos (22,45 %), gallegos (24,19 %) y riojanos (23,50 %) destinan un porcentaje inferior a la media, aunque también tienen un presupuesto menor.

En Aragón gastan un 21,34 %, inferior a la media, a pesar de que su presupuesto familiar se encuentra en torno a la misma, mientras que los cántabros, cuyos ingresos se encuentran en la media, utilizan un porcentaje muy superior (31,16 %).

Por otro lado, mientras los madrileños necesitan un 40,02 % de lo que ganan para pagar el alquiler, superior al 36,29 % de los vascos, los riojanos utilizan solo un 20,36 %, seguidos de los castellanoleoneses, con el 22,29 %.

En el caso de las hipotecas, diez comunidades autónomas destinan un porcentaje superior a la media: Cantabria (36,80 %), País Vasco (33,88 %), Baleares (32,25 %), Madrid (27,21 %), La Rioja (26,65 %), Canarias (26,42 %), Galicia (25,78 %), Asturias (25,68 %), Andalucía (25,50 %) y Cataluña (24,87 %).

Muy por debajo figuran los castellanoleoneses, que destinan un 16,03 % de sus ingresos a pagar la hipoteca.

Del resto de comunidades que pagan la hipoteca por debajo de la media, los navarros son los que menos esfuerzo requieren (17,93 %), pese a ser los terceros con un presupuesto familiar más alto, en concreto de 32.232 euros.

A Navarra le sigue Murcia (18,67 %), Aragón (19,78 %), Extremadura (20,81 %), Castilla y León (21,15 %) y la Comunidad Valenciana (22,40 %).

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada