La inflación interanual en la OCDE se ralentizó en mayo al 2,1 %

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

La inflación interanual en la OCDE se situó en el 2,1 % en mayo, lo que significa tres décimas menos que en abril a causa de la evolución de la energía, y muy en particular del petróleo, según los datos presentados hoy.

Los precios de la energía, que habían progresado un 8,2 % en términos interanuales en abril, limitaron el ascenso al 5,6 % un mes después, explicó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en un comunicado.

Por el contrario, los alimentos experimentaron un repunte, con un alza del 1,6 % en mayo, cinco décimas más que el mes precedente.

La inflación subyacente que excluye los elementos más fluctuantes que son la energía y los alimentos se quedó en el 1,8 % en mayo en la OCDE, tras el 1,9 % en abril.

La inflación global se ralentizó en la inmensa mayoría de los grandes países miembros, con la notable excepción del Reino Unido donde hubo un incremento de dos décimas hasta el 2,9 % asociada al impacto de la depreciación de la libra frente a las principales divisas.

En la zona euro como conjunto disminuyó cinco décimas al 1,4 % (cinco décimas en Alemania al 1,5 %, cuatro décimas en Francia al 0,8 %, cinco décimas en Italia al 1,4 % o seis décimas en España al 2 %), en Estados Unidos tres décimas al 1,9 %. En Japón se mantuvo estable en el 0,4 %.

Los Estados con las tasas de inflación más elevadas fueron Turquía (11,8 %), México (6,2 %), Estonia (3,5 %), Reino Unido (2,9 %), Letonia (2,7 %) y Chile (2,6 %).

En el otro extremo, la inflación fue negativa en Islandia (-2,5 %) y nula en Irlanda (0 %).

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada