Comienzan a cotizar los derechos de la ampliación de capital del Santander

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín.

Hoy han comenzado a cotizar los derechos de la ampliación de capital del Santander, de más de 7.000 millones de euros, cuyo objeto es hacer frente a la adquisición del 100 % del Banco Popular además de reforzar y optimizar la estructura de recursos propios del banco.

Para ello, tal y como informó el Santander a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco colocará 1.458,23 millones de nuevas acciones con un valor nominal de 50 céntimos de euro más una prima de emisión de 4,35 euros por título, por lo que el tipo de emisión total de las nuevas acciones será de 4,85 euros.

Para adquirir cada uno de estos títulos habrá que entregar diez derechos de suscripción; el importe efectivo total del aumento de capital ascenderá a 7.072,43 millones de euros.

Algo más de media hora después de la apertura de la sesión, las acciones del Santander se dejaban un 0,09 %, y los derechos, un 1 %.

El próximo 20 de julio finaliza el periodo de suscripción, y el 27 está previsto que quede cerrada la operación; el 31 de julio comenzarán a cotizar así los nuevos títulos, contando ya con derecho a percibir el dividendo que la entidad repartirá el 4 de agosto.

Los expertos han valorado la decisión del banco que preside Ana Botín, que representa una oportunidad para reforzar la posición de los actuales accionistas y una ventana para la entrada de nuevos inversores.

En concreto, desde Orey Financial Borja Rubio explica qué opción es más interesante para cada tipo de inversor, ya que en su opinión acudir a la ampliación de capital es una buena opción para los inversores actuales de largo plazo, pero las actuales valoraciones del Santander no la hacen tan atractiva para un accionista de corto plazo.

Para una a largo plazo sí puede ser un valor atractivo por dividendo, añade, aunque matiza que es preferible esperar a una corrección en el valor para construir una posición en cartera.

El director del Global MBA de Finanzas del IEB, Aurelio García del Barrio, señala el principal riesgo de una ampliación de capital vía derechos, y es que la acción caiga por debajo del precio de emisión.

En ese caso, explica, nadie acudiría a la ampliación de capital, porque saldría más barato comprar una acción vieja en el mercado, y los derechos no tendrían valor, aunque se trata de un escenario muy improbable en la ampliación del Santander.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada