Bieito Rubido, director del periódico nacional ABC: “Falta en los políticos un discurso que emocione en la defensa de los valores”

“Yo creo que hay que sentirse antes español. Yo diría más: porque soy gallego, soy español”.

IMG_1640_2

Bieito Rubido en pazo Petán, en Redondela.

“Me fui a trabajar a Madrid porque, tras una larga trayectoria profesional en Galicia, ya nadie me ofrecía trabajo, curiosamente. Tuve que buscar otros horizontes…”. Así de sincero se muestra el actual director del periódico nacional ABC, Bieito Rubido. Este cedeirés, que explica dónde está su patria chica, “al sur de Londres, después del mar” o algo así, trabajó en los más importantes medios de comunicación gallegos.

Ahora, en Madrid, confiesa que echa de menos de Galicia “el aire, el mar, la gente, la familia… Pero uno tiene que aprender a vivir… Yo vivo muy bien en Madrid”.

Es lo que se dice un hombre sensato. Habla con reposo y tal como le vemos en la televisión o le oímos en la radio es así en persona.

Recaló en Redondela, en el pazo de la familia Regojo, con motivo de impartir una charla sobre la autoestima del español invitado por la Fundación Filomena Rivero Alonso. El acto tuvo lugar en el CFV de Vigo para recaudar fondos para Cáritas. Una cita solidaria ya tradicional en el comienzo del verano en el área metropolitana de Vigo.

Bieito cree que hay que valorizar “el extraordinario país en el que vivimos; que construimos entre todos; el país que levantaron nuestros antepasados y que nosotros debemos dejar en buenas condiciones a quienes vienen detrás de nosotros”.

Su idea de España es la de “un proyecto siempre inacabado” y “clave de éxito”.  Y lo va contando por ahí, para que “pueda cundir en otros ámbitos de la vida española”.

Rubido sube la autoestima al español medio tras escuchar sus razonamientos, con datos, claro. Sin embargo, las estadísticas indican que España es el penúltimo país, tan solo por encima de Argentina, en el ranking de la autoestima patriota. Los chinos son los primeros en este ranking: son los que tienen mejor opinión de sí mismos.

A Bieito Rubido le preocupa el problema territorial de España. Ejemplifica diciendo que los bávaros son muy bávaros pero, por encima, se siente alemanes. Aquí, en España, antes eres catalán o vasco que español. “Yo creo que hay que sentirse antes español. Yo diría más: porque soy gallego, soy español. Por ser gallego no puedo ser argentino. Como nací en Galicia por esa razón soy español”. El razonamiento es impecable y de una lógica aplastante.

Es siempre positivo, Bieito, a la vez que crítico. “No hay que ser demoledor con la clase política. Ahora mismo están más centrados en la parte económica. Sobre todo la derecha. Falta un discurso que emocione en la defensa de los valores. Faltan valores. De hecho, se parecen demasiado entre ellos. Si uno analiza los programas, lo único que les diferencia es la ambición de poder. Todos quieren poder. Si uno analiza programas, acciones de política, uno comprueba que se parecen bastante”.

Y añade: “En todo caso ha ganado mucho la izquierda. Hay muchos valores de la derecha que han desaparecido del debate público en España”.

Si algún tema le irrita y le puede hacer tambalearse es el tema catalán. Ahora mismo hace este análisis: “Responde a un proyecto de ingeniería social que se puso en marcha en el año ochenta y tantos, cuando Jordi Pujol accede a la presidencia de la Generalitat. Y 30 años después se han educado dos generaciones en el odio a España. Han logrado lo que buscaban… Lo que buscaba el nacionalismo catalán era educar a generaciones de jóvenes en el desprecio a la idea de España. Una especie de autoproclamación de una sociedad superior… Lógicamente tiene unos ribetes perversos y totalitarios que a mí me preocuparía de ser catalán. Me preocupa siendo español. Pero de ser un catalán allí, me preocuparía. De hecho, hay una parte de Cataluña que no está de acuerdo con todo eso. Y esa es la razón por la que hay que defender la legalidad y la democracia ahí que está siendo saboteada y pisoteada por el nacionalismo”.

Sobre reformas en nuestro país, el director de ABC cree que “España necesita muchas reformas. Una reforma educativa profunda; una reforma fiscal y dejar de confiscar los bienes… especialmente el arrase de la clase media que se está haciendo por parte de todos los gobiernos”. Y señala la más necesaria: “Yo creo que si hay una reforma por encima de todas, esa es la de la Justicia. España necesita reformar todo lo que es el armazón judicial del Estado. Me parece que es muy, muy, importante”.

A la hora de juzgar sobre la influencia de los medios de comunicación social, a Rubido no le tiembla la mano y es autocrítico, por lo tanto, consecuente. “No siempre ayudan… Yo soy un poco crítico con los medios… con nosotros mismos… Creo que hemos sido muy corresponsables de algunas cosas que ahora mismo están ocurriendo en España. Los medios de comunicación tenemos que pararnos, reflexionar y entonar el ‘mea culpa’ de que, en ocasiones, hemos crispado innecesariamente a la sociedad”.

Respecto al medio del que es director, a Bieito Rubido le gusta decir que es “un periódico de principios. Sin duda alguna. Lo que caracteriza a ABC es lo que defiende. Y esto lo entiende la gente”. Defiende: la unidad de España, la libertad, el orden constitucional, el Estado de Derecho, la propiedad privada… y tantas otras cosas que hacen a la gente vivir mejor y progresar”.

Rubido es un tertuliano de peso. Se encuentra cómodo en este formato de comunicación. “Los periodistas tenemos la actualidad en las manos” afirma para, con modestia, explicar cómo se puede opinar de tantos temas. Y es que la tertulia “no es una conferencia magistral” sino una “confrontación de ideas, bastante distendida y que debería ser cordial”. Admite que la gente se puede equivocar e incluso decir que uno no tiene opinión formada sobre un determinado tema.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
21