El seguro de coche español cubre daños a terceros si se viaja al extranjero

Varios coches en una tienda en Charlotte, Carolina del Norte.

Varios coches en una tienda en Charlotte, Carolina del Norte.

Los conductores españoles que quieran viajar con sus vehículos al extranjero deben revisar la documentación y las condiciones de su seguro, aunque todas las pólizas suscritas en el territorio nacional cubren obligatoriamente los daños a terceros en los países pertenecientes a la UE.

Como recuerda el portal comparativo de seguros Kelisto.es, los conductores que se desplacen fuera de España con su coche cuentan con esta cobertura ya que todas las pólizas incluyen lo que se denomina responsabilidad civil obligatoria, con validez en aquellos países firmantes del convenio multilateral de garantía.

Así, los españoles podrán conducir con su vehículo con estas garantías por los países de la UE y aquellos estados asociados al Espacio Económico Europeo, como Andorra, Suiza, Noruega e Islandia, entre otros, adheridos a este convenio.

Por ello, en caso de accidente en cualquiera de estos países, el seguro garantiza que el afectado recibirá la indemnización correspondiente bajo los límites previstos en cada Estado de la UE, salvo que éstos sean inferiores a los de España, en cuyo caso se aplicarán los españoles.

Si el siniestro se produce en un país adherido al convenio que no pertenece a la UE, se tomarán los límites de indemnización fijados por el país en el que haya ocurrido.

En el caso de que los costes del accidente superen los límites establecidos por el seguro en el territorio nacional, la diferencia entre lo que incluye la cobertura y la indemnización final será sufragada por el causante del siniestro.

En este sentido, Kelisto.es indica que la cobertura para aquellos supuestos que excedan la responsabilidad civil obligatoria dependerá de la póliza que previamente contrate el conductor español de forma suplementaria (como asistencia en carretera, asistencia sanitaria, robo, incendio, etc).

Al ser seguros de libre contratación, su suscripción depende también de la voluntad de la compañía aseguradora, que establecerá los límites económicos que considere así como el ámbito de aplicación geográfica, pues no existe una regla fija al respecto.

Lo habitual, recuerda el comparador, es que estas coberturas tengan validez en toda la UE, aunque en ocasiones se extienden incluso más allá de esas fronteras y en otras se circunscriben al territorio español.

Por otra parte, en cuanto a la documentación para viajar en un vehículo propio al extranjero, el conductor podrá acreditar que posee una póliza para el mismo con el certificado internacional de seguro, conocido como “carta verde”, que también acredita que el país de procedencia pertenece al convenio multilateral de garantía.

Este documento, que generalmente las aseguradoras envían al cliente al contratar su póliza y tiene validez por un año, sin embargo no es necesario en los países adheridos al convenio, aunque sí la póliza del seguro y el recibo que demuestre que se está al corriente del pago, indica Kelisto.es.

Donde sí se exige portar la carta verde para poder circular con un vehículo propio es en los países que forman parte del convenio Inter-Bureaux, que requieren este certificado internacional en la frontera y, en caso de no poseerlo, obligan a formalizar un contrato “in situ” conocido como “seguro frontera”.

Los miembros de este otro convenio son países europeos como Bosnia, Serbia, Albania, Macedonia, Rumanía, Bulgaria, Ucrania, Bielorrusia y Rusia; asiáticos como Irán, Israel o Turquía; y africanos como Marruecos y Túnez.

En el resto del mundo, señala el portal, habrá que consultar las condiciones con la compañía aseguradora y dependerá de la existencia o no de acuerdos con otras aseguradoras en la nación de destino.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada