Deolinda Martins, chef de O Confrade: “El secreto del Sarrabulho está en las manos de cada cocinera y cocinero”

“Por la Gastronomía, los pueblos se reúnen y celebran; por el Sarrabulho, las tradiciones se afirman y se renuevan”, afirma la presidenta de la dirección de la Cofradía

IMG_1762

Las confrades de la Confradía do Sarrabulho á Moda de Ponte de Lima, durante un fam trip con turoperadores y periodistas lusos y españoles. Deolinda Martins, chef del restaurante O Confrade (i), Cristina Mendes, la presidente de la Direção da Confraría Gastronómica do Sarrabulho á Moda de Ponte de Lima (c) y Rosa Brandão, propietaria del restaurante Encanada.

Deolinda Martins es la chef del restaurante O Confrade en Ponte de Lima. Uno de los platos más representativos del buen ‘jantar’ limiano es el Arroz de Sarrabulho a la Moda de Ponte de Lima. Por algo la villa más antigua de Portugal es la llamada ‘Patria del Sarrabulho’.

Hecho con carnes del cerdo –los famosos rojões-, pollo y la ternera, con arroz y cocinado en la propia sangre del cerdo. El laurel, el clavo, la nuez moscada, la sal y la pimienta temperan las carnes dando como resultado un plato rico en sabores y tradición.

dav

Sarrabulho á moda de Ponte de Lima servido en el restaurante O Confrade de Ponte de Lima.

Es un plato contundente, pero que como explica Deolinda,  si un turista viene en agosto, no se va a marchar sin degustar el conocido como exlibris de Ponte de Lima. Por lo tanto, su consumo está desestacionalizado.

El secreto del arroz de sarrabulho para la chef Deolinda está “en las manos de cada cocinera o cocinero”. Los productos tienen que ser de calidad, pero lo que diferencia es el toque de cocina.

En Ponte de Lima, el arroz de Sarrabulho y el bacalhau  son dos de los platos tradicionales. El primero tiene mil formas de elaboración, casi inagotables, y muy solicitado por los españoles cuando almuerzan o cenan en Portugal.

En prácticamente todos los restaurantes de Ponte de Lima se puede degustar el arroz de Sarrabulho. Se acompaña del tinto vinhão o también dek vinho verde blanco, especialmente de la casta loureiro. El postre tradicional con el arroz de Sarrabulho es, casi obligado, un leite crema quemado. António Manuel Couto Viana decía que “sarrabulho sem remate de leite-creme queimado é como mesa sem pão, que só no inferno a dão”.

Alrededor de 2003 hubo en Ponte de Lima un movimiento a favor de los productos tradicionales y los modos de producción ancestrales. Uno de los frutos de todo esto fue la creación de una cofradía.  De esta forma, para promover este plato se creó en 2006 la Confradía Gastronómica do Sarrabulho á Moda de Ponte de Lima que cuenta en la actualidad con unos 80 miembros, ‘confrades’. La mayor parte de los ‘confrades’ son propietarios de restaurantes. El traje oficial se compone de una capa, sombrero y una medalla-escapulario.  La Confraría acaba de comenzar este año una nueva etapa con una nueva dirección.

IMG_1903

El presidente de Ponte de Lima, Victor Mendes, con confrades de la Confraría Gastronómica do Sarrabulho á moda de Ponte de Lima, este fin de semana en la Feria de la Caza, Pesca y Ocio, en Expolima.

Para la presidente de la Direção da Confraría Gastronómica do Sarrabulho á Moda de Ponte de Lima, Cristina Mendes, “es fundamental destacar el Sarrabulho como espejo vivo de símbolos culturales que perduran en el tiempo, lleva el nombre de Ponte de Lima más allá de la fronteras. Por la Gastronomía, los pueblos se reúnen y celebran; por el Sarrabulho, las tradiciones se afirman y se renuevan”.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada