El IBEX 35 cede el 0,22 % y pierde los 10.600 puntos, tras la reunión del BCE

El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, ayer reflejado en un panel de la bolsa. EFE

El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, ayer reflejado en un panel de la bolsa. EFE

La Bolsa española ha caído hoy el 0,22 % y ha perdido los 10.600 puntos que recuperó al inicio de la sesión, con el euro en máximos desde 2015 tras la reunión del Banco Central Europeo (BCE), en la que ha decidido continuar con su política de estímulos monetarios.

El principal indicador nacional, el IBEX 35, se ha dejado 23,30 puntos, ese 0,22 %, hasta los 10.564,80 enteros, con lo que reduce las ganancias de julio al 1,15 % y las del año, al 12,97 %.

Los inversores han permanecido atentos a las declaraciones del presidente del BCE, Mario Draghi, quien ha reiterado que mantendrá la política de estímulos hasta que se estabilice la inflación.

Draghi se ha mostrado dispuesto a aumentar más las compras mensuales de deuda pública y privada, que ahora ascienden a 60.000 millones, “si el panorama empeora”.

No obstante, ha afirmado que los datos confirman “el fortalecimiento del crecimiento económico en la zona euro”.

El organismo también ha publicado que la balanza de pagos de la zona euro tuvo en mayo un superávit un 2,3 % inferior que en el mismo mes de 2016.

Tras las palabras de Draghi, el euro ha aumentado su brecha frente a la divisa estadounidense y cotizaba a 1,164 dólares al cierre, en tanto que las plazas europeas se han dado la vuelta y la mayoría ha terminado en rojo.

Así, París ha perdido el 0,32 %; Milán, el 0,19 % y Fráncfort, el 0,04 %, mientras que Londres ha ganado el 0,77 %.

La Bolsa española comenzó la jornada al alza y por encima de los 10.600 puntos, y poco después el Tesoro logró colocar casi 4.600 millones en deuda a largo plazo de varias denominaciones, a intereses inferiores, salvo en el caso de los bonos a diez años.

Con la misma tendencia cerraron los mercados asiáticos, donde Tokio subió el 0,62 % después de que el banco central nipón decidiera mantener intacta su política monetaria.

El índice CSI 300, que agrupa las mayores empresas de Shanghái y Shenzhen, ganó el 0,49 % y Hong Kong, el 0,26 %.

De vuelta a España, a mediodía el IBEX ya empezaba a caer y ponía en peligro los 10.600 puntos, que finalmente no ha logrado retener.

En el IBEX, Iberdrola ha anunciado que en el primer semestre de 2017 obtuvo un beneficio neto de 1.518 millones, un 4,2 % más, aunque sus títulos se han dejado un 2,11 %.

El resto de los grandes valores del selectivo han cotizado de forma mixta: Inditex ha caído el 0,16 %, mientras que Santander ha ganado el 1,15 %; Telefónica, el 0,67 %; Repsol, el 0,40 % y BBVA, el 0,31 %.

CaixaBank, con un avance del 1,21 %, ha liderado las ganancias del IBEX, mientras que la aerolínea IAG se ha desplomado un 5,20 %, afectada por la huelga en su filial British Airways.

En el mercado continuo, los derechos de Inypsa han sido los más alcistas con una subida del 28,57 %, en tanto que Oryzon ha perdido el 27,46 %.

Además, hoy ha terminado el periodo de suscripción de los derechos de la ampliación del Banco Santander que, al cierre, han subido un 6,25 %.

Fuera del mercado nacional, Wall Street ha abierto al alza, aunque minutos después ha perdido el rumbo, con la atención puesta en la presentación de nuevos resultados y en la reunión del BCE.

El barril de Brent, referente europeo, se abarataba hasta 49,42 dólares al cierre del parqué nacional, en el que hoy se han negociado más de 3.000 millones.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada