Frontex ve probable que 2015 alcance cifras récord de inmigración

Inmigrantes tras una valla en un centro de detención en un suburbio de Atenas, el 14 de febrero de 2014.

Inmigrantes tras una valla en un centro de detención en un suburbio de Atenas, el 14 de febrero de 2014.

Europa recibirá probablemente este año una cifra récord de inmigrantes, según aseguró el jefe de las fronteras de la Unión Europea, en un momento en el que los traficantes de personas se han vuelto cada vez más agresivos al aprovecharse del caos que reina en varios países de África y Oriente Próximo.

 

Muchos de los solicitantes de asilo e inmigrantes que entran de forma ilegal al viejo continente lo hacen a través del mar Mediterráneo, y cientos de ellos mueren durante las peligrosas travesías, dijo el francés Fabrice Leggeri, director ejecutivo de la agencia de cooperación de fronteras de la Unión Europea Frontex.

 

La situación de anarquía en la que ha caído Libia ha creado un ambiente ideal para los traficantes, que meten a los que intentan huir de la guerra y la pobreza en el mundo árabe y el África subsahariana en embarcaciones desvencijadas que zarpan hacia Europa, principalmente hacia Italia.

 

En una entrevista realizada en la sede de Frontex en Varsovia, Leggeri dijo que desde el primer día del año, las cifras de lo que denominan en su agencia como “paso irregular” a Europa en todos los puntos fronterizos ha sido el más alto de todos los que se han registrado.

 

Un alto cargo situó esta cifra en más de 5.600, a pesar de las tormentas de invierno y el frío normalmente consiguen detener a los traficantes de seres humanos.

 

A la pregunta sobre si 2015 podría llegar a ser un año récord, Leggeri asegura, con rotundidad, que sí, “si la tendencia actual se confirma”.

 

En 2014, cerca de 300.000 personas cruzaron de forma irregular las fronteras para llegar a la Unión Europea, de los cuales al menos 218.000 lo hicieron por la vía mediterránea, según los datos de la ONU.

 

La otra gran ruta para los inmigrantes es terrestre, desde Oriente Próximo hasta los Balcanes occidentales, para luego entrar en la UE, según altos cargos.

 

“Existen razones obvias: por la situación geopolítica en Siria y Oriente Próximo, porque en Libia uno sólo puede decir que es un estado fallido y que no hay gobierno capaz de controlar de forma efectiva el territorio, lo que facilita que florezca el crimen organizado”.

 

Asimismo, Leggeri sostiene que los traficantes están aumentando su agresividad.

 

En un caso este mes, un grupo de traficantes sacó sus armas para amenazar a la Guardia Costera italiana, que estaba intentando remolcar una embarcación llena de inmigrantes hacia puerto. Los traficantes, dijo Leggeri, quería que les devolvieran el barco para poder utilizarlo en otra ocasión.

 

Frontex está a cargo de una misión de guardacostas de la UE que patrulla en el Mediterráneo, conocida como Operación Tritón, y que comenzó a operar el pasado noviembre cuando Italia cerró otro programa mucho mayor, Mare Nostrum, que rescató a más de 100.000 inmigrantes en 2014.

 

Las travesías en el Mediterráneo se cobraron unas 3.300 vidas el año pasado, y se cree que a principios de este mes más de 300 personas pudieron morir tras abandonar Libia en embarcaciones inflables.

 

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) dijo que la Operación Tritón es inadecuada e instó a Europa a tomar una nueva perspectiva.

 

Por su parte, Leggeri dijo que la Operación Tritón, que se había planeado que se mantuviera sólo hasta finales de enero, podría ahora extenderse a lo largo del año, añadiendo que ya ha ayudado a salvar hasta a 9.000 personas.

 

La Organización Internacional para las Migraciones dijo el martes que unos 3.800 inmigrantes han sido rescatados del Mediterráneo sólo desde el viernes pasado.

 

Leggeri dijo que había hecho un llamamiento a los países miembros de la UE para que suministren las embarcaciones y aeronaves que se necesitan para mantener la operación. Frontex no cuenta con recursos operacionales propios.

 

La ‘Tritón’ utiliza actualmente nueve barcos y dos aviones.

 

“Nosotros tenemos que prepararnos, y cuando digo ‘nosotros’ me refiero al Frontex, pero también a los estados miembros. Tenemos que estar preparados para enfrentarnos a un año muy difícil”, concluyó.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada