El Gobierno deniega la reapertura de la nuclear de Garoña

Inquietud entre los 400 trabajadores vinculados a la central de Garoña

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, al inicio de la rueda de prensa .

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, al inicio de la rueda de prensa .

La nuclear de Garoña (Burgos) no podrá volver a funcionar y conectarse a la red, una vez que el Gobierno ha acordado denegar la autorización de funcionamiento.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha explicado hoy la decisión en conferencia de prensa sobre el futuro de la explotación de la central nuclear de Garoña (Valle de Tobalina, Burgos), en situación de parada segura desde diciembre de 2012.

Nadal ha argumentado que las inversiones son muy significativas, que se trata de la planta más antigua en operación y que su aporte al sistema energético es poco significativo.

 

TRABAJADORES

Los trabajadores de la central nuclear de Santa María de Garoña en Burgos -unos 400 entre puestos de trabajo directos e indirectos- se encuentran inquietos ante el futuro cierre definitivo de la central, según ha explicado hoy a Efe Samuel Númez, miembro del comité de empresa.

De momento, la dirección de Nuclenor, participada por Endesa e Iberdrola y propietaria de la planta, aún no se ha puesto en contacto con los representantes de los trabajadores ni ha emitido ningún tipo de comunicado.

El comité de empresa comenzará a trabajar de inmediato para que el futuro de los trabajadores sea el mejor posible, según Núñez, quien ha recordado que el planteamiento de la empresa de cara al proceso de desmantelamiento puede ser “una de las claves” para ese futuro.

Actualmente en la planta de Garoña trabajan unos 400 personas, casi la mitad de ellas pertenecen a empresas subcontratadas después de que la planta haya prescindido en los últimos años de unos 60 empleados que se han jubilado y otros 200 trabajadores de las subcontratas.

VITORIA

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, se ha mostrado satisfecho por el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña (Burgos), que se ha logrado por “la presión ciudadana y el sentido común”.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha anunciado hoy que la planta de Garoña no podrá volver a funcionar y conectarse a la red, una vez que el Gobierno ha acordado denegar la autorización de funcionamiento.

Tras conocerse la noticia, el Gobierno municipal de Vitoria, ciudad situada a menos de 50 kilómetros de la planta, ha expresado su satisfacción porque la infraestructura “suponía un riesgo para la seguridad y la salud” de las personas que vivían cerca de la misma.

“Hoy es un día histórico, un momento que llevábamos tiempo soñando. Ya era hora de que el PP escuchara la voz de los alaveses y y vitorianos y mostrase sentido común para decidir el cierre de esta central nuclear que no era rentable social, económica ni medioambientalmente”, ha afirmado Urtaran.

El primer edil vitoriano ha valorado que “la presión ciudadana y el sentido común han permitido lograr el cierre para siempre de esta central nuclear que suponía un riesgo importante” para la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada