Bruselas insiste en que no cambiará las normas de ayudas de Estado a la banca

Elke König.

Elke König.

La Comisión Europea (CE) insistió hoy en que no tiene planes para cambiar las reglas que rigen la concesión de ayudas públicas a los bancos en dificultes para hacerlas más estrictas, tal como sugiere la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke Koning.

“No tenemos planes de cambiar nuestras reglas que acaban de ser revisadas y actualizadas. El sector necesita certeza legal”, dijo la portavoz del Ejecutivo comunitario Mina Andreeva en referencia a la Comunicación Bancaria de 2013, la regulación que rige estas ayudas.

La portavoz insistió, en la rueda de prensa diaria del Ejecutivo comunitario, en que todos los actores del sector, los Estados miembros de la Unión Europea, el mercado y los ciudadanos “se benefician de esta certeza y de las reglas que han sido probadas y evaluadas en dieciocho Estados”.

Koning incidió hoy en una entrevista con el diario “Financial Times” en que la Comisión Europea debería revisar estas normas, una petición que ya había hecho ante la Eurocámara a raíz de la liquidación en julio de los bancos italianos Véneto Banca y Banca Popolare di Vicenza.

Las entidades, en riesgo inminente de quiebra, fueron liquidadas por orden de la JUR conforme a las normas de insolvencia italianas, lo que les permitió evitar las duras reglas de reestructuración y resolución bancaria europea, que contemplan imponer pérdidas a un mayor rango de acreedores y accionistas.

En consecuencia, se evitaron las quitas para bonistas sénior y se utilizó dinero público en la liquidación, con el beneplácito de la Comisión.

Tras esta experiencia, Koning llamó a revisar las normas de ayudas estatales para asegurar que se dan “los incentivos correctos” en casos de entidades con problemas.

“Para mí, una solución privada debería ser siempre la opción preferida. Si no, una resolución puede ser el caso, pero podría ser problemática si la insolvencia puede suponer un mejor trato para los acreedores”, dijo Koning en julio en la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo.

“Lo que quiero decir con incentivos es que la comunicación bancaria de la CE requiere un reparto de la carga entre accionistas y bonistas júnior, no requiere un rescate interno total, y esto es algo que necesita ponerse en perspectiva”, añadió entonces la alemana, quien apuntó a una revisión en el futuro.

La liquidación de los bancos del Véneto planteó cuestiones sobre la adecuación de las normas bancarias creadas tras la crisis financiera, puesto que su objetivo declarado era que el contribuyente no tuviese que volver a pagar por los problemas de la banca.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada