La regata que organiza el Real Club Náutico Portosín contempla recorridos costeros y pruebas entre boyas

Una veintena de veleros se enrolan en la conquista del III Trofeo Pitusa Sabín

Sentido homenaje en la presentación a las víctimas de Barcelona con las banderas del club a media asta

sus patrocinadores, Dominga Sabín y Jacinto Hernández.

sus patrocinadores, Dominga Sabín y Jacinto Hernández.

La III edición del Trofeo Pitusa Sabín fue presentado en el salón principal del Real Club Náutico Portosín, con la presencia de sus patrocinadores, Dominga Sabín y Jacinto Hernández, que estuvieron arropados en su puesta de largo por el comodoro del club portosinense, Fernando González; su vicecomodoro, José García; y la teniente de alcalde del Concello de Porto do Son, María Maneiro.

Todos los ponentes coincidieron en que sus primeras palabras fueran de recuerdo y homenaje a las víctimas de Barcelona, de ánimo a sus familias y de apoyo absoluto a la libertad y a la vida.

En el aspecto técnico de la regata, González recordó dos claves principales de esta cita deportiva, que como Mar de Finisterre alcanza sus 29 años, la más antigua del club: su gratuidad, sin ningún coste adicional ni de inscripción, ni de amarre; y la petición de Pitusa y Jacinto de organizar una prueba deportiva que estuviese a alcance de todos los veleros, con recorridos adaptados a los distintos niveles del ORC, es decir, con mayor complejidad para los barcos más competitivos y recorridos algo más cortos para las divisiones menores.

Es por ello que la primera jornada se navegará desde las inmediaciones de la entrada del puerto del Real Club Náutico Portosín hasta la ensenada de Finisterre, doblando el Faro del Carrumeiro Chico y regresando de nuevo a Portosín, trazado que realizarán los Regata y Crucero-Regata, realizando los Crucero menos millas, sin tener que adentrarse en la propia bahía finisterrana, virando el islote de Brullos, cercano al Monte Louro.

El domingo, el Comité del Trofeo Pitusa Sabín prepara un recorrido costero entre boyas por el interior de la Ría de Muros y Noia, fondeadas al viento y formando un amplio triangulo.

La previsión meteorológica es  buena, con un norte mantenido en su eje que podría estar insuflando entre 10-12 nudos de intensidad de viento.

Entre la veintena de barcos se encuentran dos favoritos, que tendrán que poner en escena toda su pericia: el Siradella, de Francisco Gude, vencedor en 2016; y el Viento de Levante, del propio Fernando González, que ya sabe lo que es ganar en las grandes regatas.

Por último, Hernández, en nombre de su esposa Pitusa y en la de él mismo, recordó que “este evento lo organizamos por amor a nuestra tierra que es Galicia, de la que nunca nos olvidamos, como emigrantes que somos”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada