Alemania, pionera en la elaboración de normas para los coches sin conductor

Proteger a la gente antes que a la propiedad o los animales será la prioridad bajo los pioneros nuevos marcos legales alemanes para la regulación de los coches sin conductor, dijo el ministerio de Transporte el miércoles. En la imagen, coches en un atasco en la autopista A100 durante la hora punta en Berlín (Alemania) el 27 de febrero de 2015.

Proteger a la gente antes que a la propiedad o los animales será la prioridad bajo los pioneros nuevos marcos legales alemanes para la regulación de los coches sin conductor, dijo el ministerio de Transporte el miércoles. En la imagen, coches en un atasco en la autopista A100 durante la hora punta en Berlín (Alemania) el 27 de febrero de 2015.

Proteger a la gente antes que a la propiedad o los animales será la prioridad bajo los pioneros nuevos marcos legales alemanes para la regulación de los coches sin conductor, dijo el ministerio de Transporte el miércoles.

Alemania alberga algunas de las mayores empresas de coches del mundo, entre ellas Volkswagen, Daimler y BMW, que están invirtiendo considerablemente en la tecnología autodirigida.

Los reguladores alemanes han estado trabajando en leyes para determinar como deberían estar programados los vehículos autónomos para lidiar con dilemas puntuales, como, por ejemplo, elegir chocar contra un ciclista o acelerar por encima de los límites de velocidad para evitar el accidente.

Bajo las nuevas directrices éticas – elaboradas por un comité nombrado por el gobierno y que se compone de expertos en ética, derecho y tecnología -, el software que controla estos coches debe estar programado para evitar a toda costa herir o matar a la gente.

Esto significa que si un accidente es inevitable, el software tiene que tomar la decisión que herirá al menor número de gente posible, aunque esto signifique destrozar propiedad o atropellar a animales en la carretera, dijo un comunicado del ministerio de Transporte.

El software no puede tomar decisiones que tengan en cuenta la edad, género o condición física de las personas involucradas.

“Las interacciones entre los humanos y las máquinas están generando nuevas preguntas de ética en la era de la digitalización y los sistemas autodidactas”, dijo en un comunicado el ministro de Transporte alemán Alexander Dobrindt.

“La comisión de ética del ministerio ha sido pionero y ha elaborado la primera lista de directrices para la conducción automática”, añadió el ministro.

Alemania aprobó a principios de este año leyes en las que el conductor necesita estar sentado frente al volante en todo momento y preparado para tomar el control del vehículo autodirigido si se presenta la ocasión, allanando el camino para el desarrollo y evaluación de estos automóviles.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada