La OCDE apremia a Italia a aplicar sus reformas, sobre todo en empleo

 El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría.

La OCDE animó hoy a Italia a continuar con las reformas estructurales, con las que su economía crecería un 3,5 % en los próximos 5 años si son “rápidamente aplicadas”, y considera una “prioridad absoluta” la del mercado laboral.

 

“Las reformas anunciadas hasta ahora tendrán un impacto significativo”, según el informe sobre Italia de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentado hoy en Roma y que pide que las reformas anunciadas sean aplicadas “completamente”.

 

En el documento se recuerda que “después de un largo periodo de estancamiento que ha hecho más vulnerable la economía” del país, el Gobierno de Matteo Renzi ha emprendido un programa de reformas “ambicioso y de gran envergadura” para estimular el crecimiento en Italia.

 

La OCDE aplaude estas medidas que, una vez sean completadas definitivamente, reforzarán además el crecimiento medio anual de la renta per cápita un 0,6 % en los próximos diez años.

 

Pero el organismo internacional recomienda a Italia “llevar a cabo plenamente” las reformas institucionales que el Gobierno de Matteo Renzi ha presentado, muchas de ellas aún no aprobadas de manera definitiva.

 

En primer lugar, el organismo recomienda “dar la máxima prioridad a la reforma del mercado del trabajo para reforzar la productividad y aumentar los puestos de trabajo”, ya que “desde la mitad del 2013 la tasa de desempleo ha oscilado entre el 12 % y el 13 %”.

 

Para ello llama a promover el contrato único con indemnización progresiva y a revisar el gasto en políticas activas del mercado laboral, limitar los programas de formación a quienes más lo necesiten y asistir a los desempleados a partir de su situación específica.

 

Además recomienda “animar la participación de la mujer en el ámbito laboral”, estipular “horarios de trabajo más flexibles y promover una mayor oferta de servicios de alta calidad en la asistencia a niños y ancianos”.

 

La OCDE sugiere la realización del “sistema único de pensión por desempleo” y condicionar esta indemnización a la obligación de “buscar activamente trabajo y de aceptar las ofertas de empleo y de formación”.

 

Pide a Italia que “reduzca el sistema judicial, instituya tribunales especializados, incentive el recurso a la mediación y mejore la monitorización de los resultados de los tribunales.

 

Además considera prioritario “reducir la corrupción” y apoyar a la nueva Autoridad Nacional Anticorrupción (ANAC), que requiere “estabilidad, continuidad y apoyo a todos los niveles”.

 

Para el bienio 2015-2016, la OCDE prevé “una recuperación gradual y sostenida” de la economía italiana gracias, en parte, a las medidas anunciadas por el Banco Central Europeo, como la compra de deuda soberana, y al impacto positivo de la caída del precio del petróleo.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada