El BBVA coloca 1.500 millones de deuda senior no preferente a cinco años

El presidente del BBVA, Francisco González. ARCHIVO.

El presidente del BBVA, Francisco González. ARCHIVO.

El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) ha emitido 1.500 millones de deuda senior no preferente a cinco años, de acuerdo con la información facilitada hoy por fuentes de la entidad.

Estas fuentes han indicado que los bonos, destinados únicamente a inversores institucionales, tienen un interés fijo ligado al mid swap más 70 puntos básicos. Esta deuda ofrecerá un cupón anual del 0,75 por ciento.

El rendimiento del bono de referencia de la deuda pública española a cinco años en el mercado secundario de bonos se situaba al cierre del mercado de deuda en el 0,228 por ciento.

El banco ha informado de que ha habido una demanda de títulos cercana a 5.000 millones de euros, al tiempo que ha señalado que las gestoras de fondos han solicitado casi tres cuartas partes del importe, los bancos el 13 por ciento y los fondos de pensiones el 12 por ciento.

En cuanto a la distribución geográfica, el libro de órdenes recoge que algo más que la quinta parte de los de inversores proceden de España y Portugal (un 21 por ciento), en tanto que de Francia llegaron el 19 por ciento de las peticiones, el 18 por ciento de Alemania y Austria y de Reino Unido e Irlanda el 17 por ciento.

el libro de órdenes recoge que algo más que la quinta parte de los de inversores proceden de España y Portugal (un 21 por ciento)

Además, han señalado que esta emisión es la primera que realiza bajo el amparo del real decreto-ley de medidas urgentes en materia financiera, que incorporó al ordenamiento jurídico nacional, de acuerdo a los estándares europeos e internacionales la categoría de crédito ordinario no preferente.

Estos créditos no preferentes son una nueva categoría de instrumentos financieros creados con el fin de facilitar el cumplimiento establecido por los reguladores del requerimiento mínimo de fondos propios y pasivos admisibles (MREL, por sus siglas en inglés) por parte de las entidades.

Esta deuda, junto a “cocos” -bonos contingentes convertibles en acciones- y títulos subordinados, permite a las entidades de crédito y empresas de servicios de inversión contar con un nuevo instrumento para absorber pérdidas en caso de resolución.

La acción del BBVA se situaba a esta hora en 7,34 euros después de subir el 0,27 por ciento respecto al cierre del martes.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada