Las investigaciones patrimoniales por fraude fiscal crecieron el 81 % en 2014

El director general de la Agencia Tributaria (AEAT), Santiago Menéndez.

El director general de la Agencia Tributaria (AEAT), Santiago Menéndez.

La Agencia Tributaria ha cuadruplicado las actuaciones de investigación patrimonial en 2014 con respecto a a los últimos dos años y estas han crecido un 81 % frente a 2013, al realizar 17.522 investigaciones de fondos para detectar falsos insolventes.

 

En los resultados de la Agencia Tributaria de 2014, este organismo ha comunicado hoy que el año pasado intensificó la lucha contra el fraude en la fase recaudatoria y obtuvo ingresos por importe de 6.178 millones de euros.

 

Así, las investigaciones patrimoniales para detectar falsos insolventes crecieron el 81 % respecto a las realizadas en 2013 y el 26 % las actuaciones presenciales para afianzar el cobro de deudas.

 

Asimismo, la AEAT adoptó 3.624 medidas cautelares para evitar vaciamientos patrimoniales, el 14,2 % más que en 2013 y ha incrementado en un 40 % los acuerdos para prohibir la disposición de inmuebles que pertenecen a sociedades con acciones embargadas por impago de deudas tributarias.

 

En cuanto al afloramiento de economía sumergida, el informe señala que en 2014 se han realizado 21.075 actuaciones presenciales de verificación formal y destaca el incremento en las visitas destinadas a detectar alquileres opacos, que ha aumentado el 11,3 % hasta las 7.410.

 

Las unidades especializadas de auditoría informática (UAI) de la Agencia Tributaria, expertas en detectar manipulaciones electrónicas de la contabilidad y ocultaciones parciales de actividad en una empresa, han desarrollado 1.536 ejecuciones, casi el 60 % más que el año anterior.

 

El Plan de Intensificación de Actuaciones de la Agencia Tributaria registró un sobrecumplimiento del objetivo presupuestario inicial del 24,5 %, es decir 700 millones de euros más que el máximo previsto.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada