La subida de los precios de exportación e importación se modera en julio

INE.

INE.

Los precios de exportación e importación de productos industriales moderaron su avance en julio, al subir un 2,9 % y un 4 %, respectivamente, con respecto al mismo mes de 2016, en ambos casos por debajo de la tasa registrada en junio, debido a la menor subida de precio de los bienes intermedios.

Según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la moderación del índice de precios de exportación (IPRIX) en julio, cuatro décimas inferior al de junio, es consecuencia del menor avance de los bienes intermedios, que crecieron un 3,7 % frente al 2,7 % del año anterior.

El comportamiento de los bienes intermedios fue consecuencia de la estabilidad de los precios de producción de metales preciosos y de otros metales no férreos y las bajadas de precios de la fabricación de productos químicos básicos y productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones.

A la moderación de los precios de exportación también contribuyó el menor encarecimiento de los bienes de equipo, que aumentaron un 0,7 %, cuatro décimas menos que en 2016, debido al abaratamiento de la fabricación de vehículos de motor.

Por su parte, la energía fue el único sector industrial con influencia positiva en este indicador, al repuntar casi dos puntos con respecto al mismo periodo de 2016, hasta el 14,7 %, por la estabilidad de los precios del refino de petróleo, frente al descenso del año anterior.

La tasa de variación anual de los precios de exportación sin contar con la energía disminuyó cinco décimas, hasta el 2,1 %, lo que lo coloca ocho décimas por debajo de la del IPRIX general.

Por su parte, el índice de precios de importación (IPRIM) subió un 4 % en términos interanuales, seis décimas menos que en junio.

El índice de la importación también se moderó a consecuencia de los precios de los bienes intermedios, que subieron hasta el 4,1 %, casi un punto menos que en junio, debido al descenso de los precios de la metalurgia, fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones.

Además, también influyeron los bienes de consumo no duradero, que repuntaron un 0,3 %, más de un punto por debajo de junio, por el descenso de los precios de la industria de la alimentación.

Por el contrario, la energía influyó en los precios de importación de manera positiva, al crecer seis décimas más que en junio, hasta el 13 %, a consecuencia de la subida de los precios de las coquerías y refino de petróleo, frente a la bajada registrada en 2016.

La tasa de variación anual de este índice sin energía desciende ocho décimas respecto a la registrada en junio, hasta el 1,5 %, con lo que se sitúa dos puntos y medio por debajo de la del IPRIM general.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada