Bruselas propone estudiar la compra conjunta de fármacos contra la hepatitis C para mejorar el acceso

La Comisión Europa podría estudiar, a petición de los Estados miembros, la utilización del acuerdo de adquisición conjunta de fármacos -que ha sido apoyado hasta la fecha por una veintena de países-, para facilitar la compra de medicamentos innovadores para la hepatitis C a fin de mejorar su acceso en condiciones más favorables.

 

En estos términos se ha expresado el comisario europeo de Sanidad, Vitenis Andriukatis, en su respuesta a dos preguntas escritas sobre qué piensa hacer la Comisión para mejorar el acceso de nuevos fármacos registradas, por un lado, por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y, en segundo lugar, por el eurodiputado de CiU, Francesc Gambús.

 

En ambas respuestas, la Comisión se muestra dispuesta a ayudar a los Estados miembros, por ejemplo mediante el fomento de la mejora del intercambio de información entre ellos sobre sus políticas de tarifación, a fin de minimizar los efectos negativos sobre el acceso a los medicamentos.

 

“Hay que estudiar cómo mejorar la cooperación para crear mecanismos más transparentes y mejor coordinados, que minimicen los efectos involuntarios que los actuales sistemas nacionales de fijación de precios pueden generar en términos de accesibilidad en toda la UE”, señala Andriukatis.

 

El organismo considera que hay que buscar “sistemas sanitarios eficaces, accesibles y adaptables”, y recuerda que el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades puede ofrecer asistencia técnica a los Estados miembros para desarrollar las estrategias nacionales contra la hepatitis vírica.

 

En su pregunta, Iglesias se muestra preocupado porque en España hay más de 180.000 enfermos de hepatitis C diagnosticados, de los cuales 35.000 corren un riesgo grave de muerte si no reciben tratamiento. Ante esta situación, pregunta a la Comisión si va a crear un fondo de emergencia con urgencia para garantizar inmediatamente el tratamiento y si va a exigirle al Gobierno español una estrategia nacional contra la enfermedad.

 

Sin embargo, Andriukatis en su respuesta recuerda que desde Bruselas no se pueden financiar tratamientos médicos, aunque mantiene su compromiso de ayudar a responder a este desafío; y recuerda que la responsabilidad de definir las políticas de salud y la organización y prestación de servicios de salud y atención médica, incluida la gestión de estos servicios y la asignación de los recursos, recae en los Estados miembros.

 

Por su parte, al eurodiputado de CiU le admite estar al corriente de los informes de posicionamiento terapéutico en relación con el tratamiento de la hepatitis C, pero no del número de pacientes que van a beneficiarse de los tratamientos. Asimismo, reitera que, en lo que se refiere al derecho a la asistencia sanitaria, las actuaciones son competencia de los Estados miembros.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada