Ana Locking, el poder divide al mundo

1

Ana Locking ha conseguido levantar al público con sus propuestas. Con prendas de día y vestidos de noche, con un mundo dividido y con un gran busto de Donald Trump presidiendo la pasarela. Copyright: IFEMA / UGO CAMERA

Ana Locking consigue retratar la sociedad actual a través de su desfile para la Primavera/Verano 2018. 

Como si de un experimento sociológico se tratase, la diseñadora trata de describir los dos grupos en los que se divide el mundo a día de hoy.

La firma habla de predicadores y creyentes, de aquellos que transmiten mensajes e incitan a actuar, y los que necesitan y alimentan su ansia con dichas oratorias. No se trata solo de religión, va mucho más allá. Habla de política, de ideologías, de actuaciones. En definitiva, de poder.

Un punto de partida con el que se consigue transmitir, mediante la moda, un mundo de caos. Por una lado tenemos los que mandan. Ellos visten de azul imperial, oro y blanco celestial. Llevan camisas y siluetas formales. Con ellos se identifican las siluetas más serias, tipo sastre, pero siempre con los detalles transgresores de la firma. La fuerza no solo se retrata en las prendas, también en la belleza con marcados ojos y coletas pulidas.

Los ‘Believers’ visten de colores llamativos como amarillos, mentas, rosas lavandas. Sus peinados parecen mirar al pasado y los adornan con pañuelos y sombreros. La silueta representa un caos, pero sostenido. Las prendas se trabajan con abundantes cortes para jugar con una gran variedad de texturas.

Ana Locking ha conseguido levantar al público con sus propuestas. Con prendas de día y vestidos de noche, con un mundo dividido y con un gran busto de Donald Trump presidiendo la pasarela. Una imagen que representa una clara división y que la diseñadora ha sabido buscar la ironía para trasladarlo a la moda.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1