La Fed es optimista y cierra la era de estímulos a la economía de EEUU

Anuncia el comienzo de la reducción de su cartera de deuda en octubre

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos revisó al alza su previsión de crecimiento económico para 2017.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos revisó al alza su previsión de crecimiento económico para 2017.

La Reserva Federal (Fed) de EEUU mantuvo hoy sin cambios los tipos de interés, como se esperaba, y anunció el inicio “en octubre” de la reducción gradual de su abultada cartera de deuda, adquirida tras la crisis financiera de 2008-09.

El banco central estadounidense reducirá su deuda, en torno a 4,5 billones de dólares, a partir del próximo mes, según el comunicado de política monetaria tras su reunión de dos días.

El ritmo de esta rebaja será de en torno a 10.000 millones de dólares al mes en un principio, y podría acelerarse a 50.000 mensuales más adelante.

Asimismo, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) aprobó no modificar los tipos de interés, actualmente entre el 1% y el 1,25%.

La decisión, por parte de la Fed, se tomó de manera unánime.

Por otro lado, el banco central dirigido por Janet Yellen elevó las previsiones de crecimiento económico para 2017 al 2,4 %, frente al 2,2 % previsto en junio, y mantuvo sin cambios el del 2,1 % para 2018.

En su nueva actualización de sus previsiones macroeconómicas, señaló que la tasa de desempleo cerrará en el 4,3 % este año y descenderá al 4,1 % en el próximo, mientras que la inflación será del 1,6 % este año y avanzará al 1,9 % anual para 2018.

Yellen comentará la decisión y las perspectivas económicas en rueda de prensa a las 14.30 hora local (18.30 GMT).


La Fed empezó a cerrar este miércoles la era de estímulos a la economía de Estados Unidos iniciada en la crisis de 2008 y se mostró más optimista sobre la marcha de la mayor economía mundial.

Desde octubre la Reserva Federal (Fed) reducirá gradualmente sus inversiones en bonos del Tesoro y títulos hipotecarios, según un comunicado emitido tras dos días de deliberaciones sobre política monetaria.

Medidas monetarias excepcionales, como la compra de esos activos, conocidas como QE (relajamiento cuantitativo), fueron adoptadas por la Fed para darle oxígeno a la mayor economía del mundo luego de la crisis de 2008.

La directora de la Reserva Federal, Janet Yellen, ofrece una rueda de prensa sobre los tipos de interés, y anunció el inicio de la reducción gradual de la deuda adquirida tras la crisis financiera 2008-09, en Washington (Estados Unidos) hoy, 20 de septiembre de 2107.

La directora de la Reserva Federal, Janet Yellen, ofrece una rueda de prensa sobre los tipos de interés, y anunció el inicio de la reducción gradual de la deuda adquirida tras la crisis financiera 2008-09, en Washington (Estados Unidos) hoy, 20 de septiembre de 2107.

Por otro lado, la Fed no cambió sus tasas de interés y las mantuvo entre 1% y 1,25%, dice el comunicado del FOMC; el comité de política monetaria de la Fed.

La entidad comenzará a reducir gradualmente su hoja de balance que ha llegado a incluir un récord histórico de 4,5 billones de dólares en activos como bonos del Tesoro y títulos apoyados en créditos hipotecarios.

El monto de esos valores es tres veces mayor al de los que tenía antes de la crisis. En vez salir a venderlos, optó por parar de reinvertir las ganancias que le dejan.

De esa forma la hoja de balance de la Fed se irá achicando con el tiempo, frenando una fuente de liquidez y operando casi como una pequeña alza de la tasa de interés.

El ritmo de desinversión será de 10.000 millones de dólares mensuales durante tres meses y luego de 10.000 millones de dólares cada tres meses.

Esas reducciones operan en los hechos como un leve endurecimiento de la política monetaria. En la teoría, podrían enfriar el mercado de acciones .

La presidenta de la Fed Janet Yellen dijo que ese aligeramiento del volumen de activos no es uuna “herramienta activa” y añadió que la la entidad podría volver a comprar valores si las circunstancias se deterioran.

“Estimamos que la economía funciona bien”, afirmó.

La Fed quiere que el proceso sea gradual y previsible para así evitar eventuales sacudones en los mercados como ocurrió en 2013 cuando anunció una reducción de sus compras de activos.

Además, y tal como esperaban analistas e inversores, hizo una pausa en su plan de aumentar las tasas de interés; que habían llegado a ser nulas tras la crisis de 2008 también para facilitar la recuperación de la economía.

La Fed considera hacer un nuevo aumento de tasas de 0,25 puntos porcentuales en diciembre y otros tres en 2018.

Si sube los intereses en diciembre, sería la cuarta alza desde que Donald Trump ganó las elecciones de noviembre.

La economía seguirá creciendo a ritmo “moderado”; incluso pese a que los daños de los huracanes Harvey, Irma y María “pueden afectar a corto plazo”, dijo la Fed.

En base a experiencias anteriores, esas catástrofes “no van a alterar” el rumbo de la economía estadounidenses “en el mediano plazo”, dijo la entidad.

- Menos del 3% -

La Fed también elevó su previsión de crecimiento del PIB para 2017 y lo estableció en 2,4% contra el 2,2% calculado en junio.

Mantuvo, en cambio, sus previsiones de crecimiento para el año próximo (+2,1%) así como sus proyecciones de desempleo (4,3%) e inflación (+1,6%) para 2017.

Si el crecimiento de 2017 se confirma, será entonces menor al 3% que espera la Casa Blanca pero superior al 2,1% previsto por el Fondo Monetario Internacional.

Si bien para 2017 la Fed prevé una inflación de 1,6%, de todas formas cree que seguirá en alza. Empero postergó para 2019 alcanzar la meta de 2% anual que, en principio, esperaba para 2018. La tasa estimada para el año que viene es ahora de 1,9%,

“Los riesgos a corto plazo para las perspectivas económicas parecen equilibrados pero el Comité vigila de cerca a la inflación” dijo la Fed.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: