España suma cerca de 9.500 millones en financiación del BEI hasta septiembre

El presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer, toma la palabra durante la presentación de un proyecto financiado por el BEI para la regeneración urbana de Lisboa, en Lisboa, Portugal, el  24 de octubre de 2016.

El presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer, toma la palabra durante la presentación de un proyecto financiado por el BEI para la regeneración urbana de Lisboa, en Lisboa, Portugal, el 24 de octubre de 2016. ARCHIVO.

España lleva más de una década siendo el primer beneficiario de la financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), un puesto que previsiblemente revalidará en 2017, ya que hasta septiembre la entidad europea ha aprobado préstamos por 9.500 millones de euros, el 82 % de todo lo concedido en 2016.

De acuerdo con los últimos datos actualizados por el BEI, hay 73 proyectos ya aprobados en los tres primeros trimestres del año, tanto de carácter público como privado, que mayoritariamente están destinados a líneas de crédito intermediadas por la banca española para pequeñas y medianas empresas.

El Grupo Fomento se perfila como el primer cliente del BEI en 2017 por volumen de financiación, después de la reciente aprobación de un préstamo de 1.030 millones para el proyecto de la Y vasca, la línea de alta velocidad de 160 kilómetros de longitud que unirá las tres capitales vascas.

El BEI solo financia una parte de los proyectos presentados, que puede llegar al 50 % y que en el caso de la Y vasca supone el 21 % de los 4.860 millones que cuesta la obra.

Además, Aena tiene aprobados otros 400 millones para financiar casi la mitad de su plan de renovación de los equipos de seguridad aeroportuarios con un presupuesto total de 852 millones.

A ellos se sumarían otros 190 millones que el Gobierno ha pedido al BEI -aún pendientes de aprobación- para la construcción de 120 kilómetros del AVE a Alicante, para el tramo entre Valencia y La Encina, presupuestado en un total de 385 millones.

Entre los proyectos también hay inversiones de gobiernos autonómicos y corporaciones locales, como los 200 millones aprobados para trabajos de mejora en el Metro de Madrid o los 740 millones solicitados -todavía en estudio- para construir 50 nuevos kilómetros de la red de Metro de Barcelona.

El País Vasco tiene firmados otros 200 millones destinados a su estrategia de desarrollo regional en campos como la educación, las telecomunicaciones o los servicios y el Ayuntamiento de Las Palmas, 50 millones para un autobús rápido, mientras que la comunidad de Navarra y la ciudad de Barcelona han recibido 39,4 y 125 millones, respectivamente, para vivienda social.

Estos dos últimos proyectos se enmarcan dentro del Plan Juncker, cuyos fondos son canalizados a través del BEI, y que en lo que va de año ha destinado a España algo más de 2.000 millones.

En total, desde su puesta en marcha en 2015, bajo el Plan Juncker se han financiado en España 4.700 millones para 53 proyectos que suponen una inversión total de 28.500 millones.

En 2016 el BEI concedió a España préstamos por valor de 11.540 millones de euros en 2016, de los que el 70 % se han destinado a financiar a 100.000 pymes que dan empleo a 1,2 millones de personas.

En total, en 2016 se financiaron 112 proyectos de todos los sectores de la economía, de los que 28 fueron aprobados bajo el Plan Juncker con un importe total prestado de 2.700 millones.

Por detrás de España se encuentran Italia (11.170 millones), Francia (9.320 millones), Alemania (8.370 millones) y el Reino Unido (8.100 millones).

No obstante, medido por el peso que esa financiación tiene sobre el PIB de cada país los primeros puestos son para Estonia (2,70 %), Malta (1,70 %), Bulgaria (1,50 %), Chipre (1,40 %), Croacia (1,20 %), Polonia (1,10 %) y Eslovaquia (1,10 %).

Le siguen Finlandia (1 %), Portugal (1 %), España (1 %), Grecia (0,90 %) e Italia (0,70 %).

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada

Etiquetas: