Europa lleva a Irlanda a los tribunales por no recaudar los 14.500 millones de Apple

 La Comisionada Margrethe Vestager.

La Comisionada Margrethe Vestager.

La Comisión Europea ha anunciado que llevará a Irlanda a la Corte de justicia europea por no recaudar los impuestos atrasados que debe Apple. Tras más de un año desde que el acuerdo firmado entre Irlanda y Apple se declarara ilegal, el país se ha esforzado en pedirle a Tim Cook todo el dinero, pero la espera no es eterna, y la Comisionada Margrethe Vestager ha señalado al país en el tribunal más alto del continente, el cual podría imponer multas por incumplimiento.

El resumen de la situación es que la Unión Europea quiere crear un mercado funcional, libre y abierto que permita que la competencia entre los grandes fabricantes crezca de manera sana. Pero algunas naciones, en busca de hospedar a los gigantes de la industria, se pueden ver tentados de darles cierta exención impositiva o incluso de financiar activamente los costes de desarrollo. Estos acuerdos, conocidos como “ayudas estatales”, suelen distorsionar el mercado y hacer que las reglas del juego sean más desiguales de lo que deberían de ser.

En 1991 Apple firmó un acuerdo con el gobierno irlandés que le permitía usar una laguna fiscal especial llamada “doble irlandés”. Se cree que Apple ha estado usando dicha ayuda para acumular dos tercios de sus beneficios generados fuera de los Estados Unidos dentro de este paraíso fiscal. El resultado es que Irlanda hizo la vista gorda a unos 14.500 millones que deberían de ser abonados en el caso de no existir esta laguna fiscal. La Unión Europea abrió una investigación en el 2013, y en el 2016 obligó a Irlanda a recuperar toda esa cantidad.

Irlanda cree que no ha hecho nada mal, y ha apelado la decisión en la corte que declara el recorte de impuestos como ilegal. Tal y como apuntan en The Independent, muchos de los puestos de trabajo de Irlanda se basan en la inversión extranjera, por lo que, en caso de cobrar el dinero a estas compañías, podría poner en peligro muchas compañías locales que viven de los gigantes. Pero el país está dispuesto a recaudar el dinero, aunque asegura que probablemente necesite hasta marzo del 2018 para completar la operación. Lamentablemente esa estimación no gusta ni a Vestager ni a la ley, que obliga a un máximo de 4 meses para cumplimentar sus pagos, un periodo que ya finalizó el pasado mes de enero.

El tema de los impuestos de Apple abarca tanto, que incluso ha generado sospechas en Estados Unidos. En el 2013, el Senador Carl Levin escribió un informe donde explicaba que Apple había conseguido negociar su tasa impositiva global hasta sólo el dos por ciento. Para que te hagas una idea, lo normal es que los Estados Unidos se pague el 15 por ciento. Tim Cook, sin embargo, cree que Apple sólo debe ser gravado donde se crea su valor, es decir, sólo en los departamentos de I+D de California.

En respuesta, el Departamento de Finanzas de Irlanda ha declarado que está cumpliendo con sus obligaciones, incluso si eso no se corresponde con la decisión de la corte. Sienten que la decisión de Vestager acelerar el proceso es “extremadamente lamentable” ya que analizar 14.500 millones de dólares en impuestos es realmente complejo.

Lo que está claro es que todavía nos quedan varios meses por delante de demandas y multas, aunque lo interesante será ver cómo acaba la relación entre Irlanda y Apple.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada