Vila y los sindicatos piden a las empresas que actúen con proporción y ayuden al diálogo

El consejero de Economía de la Generalitat, Santi Vila. ARCHIVO.

El consejero de Economía de la Generalitat, Santi Vila. ARCHIVO.

El conseller de Empresa, Santi Vila, se reunió anoche de urgencia con los responsables de los sindicatos CCOO y UGT y de las patronales PIMEC y CECOT ante el anuncio de cambio de sede de varias empresas y entidades bancarias y coincidieron en pedir a los empresarios que actúen con “proporción” y ayuden al diálogo en Cataluña.

Tras la reunión, el conseller lanzó un “mensaje de tranquilidad” y aseguró a las empresas que “no hay ningún motivo para preocuparse” porque, afirmó, no se producirá “ninguna inseguridad jurídica ni a corto ni a medio ni a largo plazo, más allá de que sí existe un conflicto político”.

Vila dijo que no está justificado que las empresas saquen sus sedes de Cataluña porque “los indicadores de la economía son positivos” y culpó al Estado de generar esta situación.

El conseller afirmó que la situación se regularizará “si todo el mundo actúa con proporción y prudencia” y a las empresas que ya han decidido trasladar su sede fuera de Cataluña les dijo que “son decisiones que en pocas semanas se verán que no estaban justificadas”.

Por su parte, los responsables del sindicato CCOO también han pedido a las empresas que se sumen a las iniciativas de diálogo y negociación y que no tomen decisiones “desproporcionadas e irreversibles que agravan la situación en Cataluña”.

Todos los asistentes a la reunión expresaron “cierta preocupación” por la situación que se está produciendo con el cambio de sede de una serie de empresas en Cataluña.

Fuentes de CCOO han señalado que todos los participantes en el encuentro han coincidido en pedir a las empresas que “no tomen decisiones económicas desproporcionadas e irreversibles que no ayudan a mantener un marco de diálogo, muy necesario en estos momentos, y que además empeoran la situación”.

También coincidieron en que “ahora hace falta rebajar el nivel de tensión y mantener un nivel de proporcionalidad en las decisiones que se toman en el seno de las empresas que facilite una salida al conflicto basada en la confianza y el diálogo”.

El secretario general de CCOO en Cataluña, Javier Pacheco, ha recordado que las empresas que abandonan Cataluña “tienen una responsabilidad hacia el territorio y las personas que han contribuido a generar sus beneficios y la riqueza de este país”.

El Banco Sabadell y CaixaBank ya han decidido trasladar su sede social por la incertidumbre política en Cataluña, una medida que ha adoptado también la multinacional Gas Natural Fenosa, que llevará su domicilio a Madrid, y otras empresas catalanas como Dogi, Banco Mediolanum, Arquia Banca o Service Point.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada