El papa canoniza a Faustino Míguez, un santo ‘feminista’

Faustino Míguez, fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora

Faustino Míguez, fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora

El papa Francisco proclamará mañana santo al español Faustino Míguez, fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, considerado un gran defensor de los derechos de la mujer, en una ceremonia en la plaza de San Pedro del Vaticano en la que habrá otras canonizaciones.

En una ceremonia multitudinaria en la Plaza de San Pedro también se celebrarán las canonizaciones de los llamados “tres niños Mártires de Tlaxcala”, asesinados entre 1527 y 1529, así como los primeros mártires brasileños y el capuchino italiano, Angelo da Acri.

Para la canonización de Faustino Míguez han llegado a Roma varios grupos de toda España y de otros países de latinoamérica donde están presentes los colegios de las Calasancias.

Mientras que la delegación española estará compuesta por el secretario general de la administración de Justicia, Antonio Dorado Picón; el secretario general del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, Manuel Quintanar Diez; el alcalde de Celanova, José Luis Ferro y el vicepresidente de la diputación de Ourense, Rosendo Fernández entre otros.

También participarán en la ceremonia la Real Banda de Gaitas de la citada diputación gallega.

El escolapio gallego fundó en 1885 el Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, dedicado a la evangelización a través de la educación y de la promoción de la mujer, y esta es la gran dote que deja el futuro santo según Sacramento Calderón, Superiora general del Instituto Calasancio

Fue un hombre con plena dedicación al “marginado, hacia el más necesitado, y hacia la mujer, que en esos años vivía una gran marginación”, explicó la superiora general de las Calasancias, Sacramento Calderón.

Esta religiosa cree que el próximo santo español puede ser considerado, “en el buen sentido del termino, un feminista porque luchó para que la mujer tuviera el papel que le corresponde en la sociedad. Le restituyó la dignidad que no se le daba en esos momentos. Luchó por la mujer lo que era toda una conquista”.

Para el postulador de la causa de canonización, el padre Andrés Valencia, lo que más sorprende es que el milagro reconocido a Faustino Míguez para poder ser santo es la curación de una mujer, lo que es, dijo, “como una continuación de su coherencia”.

También estará presente en la ceremonia la chilena Verónica Storberg, que la Iglesia ha reconocido que se curó por intercesión de Faustino Míguez después de una grave hemorragia hepática cuando esperaba su cuarto hijo.

“El padre Faustino decía que educar a una mujer es educar a una familia. Sabía que la mujer es la que abraza a la familia y que cuando falta la madre esto puede ser catastrófico”, explicó a EFE horas antes de la canonización en la que participará.

El español, que será inscrito en el Libro de los Santos de la Iglesia como el número 884 de los proclamados durante el pontificado de Francisco nació en Celanova, en Orense (Galicia), el 24 de marzo de 1831 y su vida quedó marcada por su etapa en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) cuando descubre que las niñas tienen vetado el acceso a la educación.

A partir de una escuela de amigas funda el 2 de enero de 1885 el Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora.

En 1888 es destinado a Getafe (Madrid), donde fallece el 8 de marzo de 1925 a los 94 años.

Fue beatificado el 25 de octubre de 1998 por Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro.

Su fiesta se celebra el 8 de marzo, fecha de su muerte, y que coincide con la celebración del Día de la Mujer.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada