Los bares de León y la tradición de Cuenca, bazas para ser Capital Española de la Gastronomía

Vista panorámica de las casas colgadas, en Cuenca.

Vista panorámica de las casas colgadas, en Cuenca.

La materia prima y liderar el ránking del número de bares en el caso de León, y una cocina tradicional basada en el buen producto en el caso de Cuenca son algunos de los argumentos que esgrimen las dos ciudades finalistas a ser designadas este martes Capital Española de la Gastronomía.

En un acto que se celebrará en Madrid, una de las dos tomará el relevo a Huelva el 1 de enero de 2018 y aprovechará ese año para hacer de la gastronomía su baza turística.

Bajo el lema “Manjar de Reyes”, León ha presentado un dossier sobre su identidad gastronómica que cuenta con tres Denominaciones de Origen (vinos del Bierzo y Tierra de León, y manzana reineta) y nueve Indicaciones Geográficas Protegidas, entre ellas las que avalan su botillo, el pimiento asado del Bierzo, sus legumbres y sus quesos.

De ser elegida Capital Española de la Gastronomía, la ciudad castellanoleonesa pondrá en marcha un programa de 155 actividades en las que tendrán mucho protagonismo los bares, ya que encabeza el ránking nacional: 5,03 bares por cada 1.000 habitantes con las ineludibles rutas del tapeo en los barrios del Húmedo y del Romántico, y 1.198, uno de ellos, Cocinandos, con una estrella Michelin, ha informado hoy la organización del certamen.

En el informe que respalda su candidatura, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, destaca que “la gastronomía leonesa se presenta como un producto que representa perfectamente la tradición y el futuro culinario del cuadrante noroeste de España, zona en la que nunca ha sido elegida una capital gastronómica”.

El alcalde, Antonio Silván, subraya que León es una ciudad “de tapeo y alterne; que sea la ciudad de España con más bares por habitantes no es simple casualidad”.

Por su parte, Cuenca opta por segundo año consecutivo presentando una despensa en la que destacan los vinos de La Mancha, Manchuela, de Uclés y de la Ribera del Júcar; el queso manchego; el cordero de la Sierra de Cuenca; la miel y el aceite de la Alcarria; el azafrán de La Mancha; y el ajo morado de las Pedroñeras.

En su dossier destaca una cocina tradicional que tiene como seña de identidad el morteruelo, pero también platos de fogón bajo como los pucheros, migas, ajoarriero y zarajo; recetas con carnes de caza de la Serranía y caza menor, y postres como el alajú o las bizcochás.

Todo ello, más el centenar de actividades gastronómicas previstas, hacen que “se justifique sobradamente la Capitalidad Gastronómica de Cuenca”, según el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

El jurado, integrado por profesionales de turismo, hostelería y comunicación y representantes del Ministerio de Agricultura y de Turespaña, dará a conocer su decisión el próximo martes.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada