Los incendios queman Galicia con riesgo para la población

Feijóo destaca el trabajo de las brigadas y hace un llamamiento a la colaboración ciudadana ante la actividad incendiaria homicida

Una vecina del pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas.

Una vecina del pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas.

Ochenta incendios forestales queman Galicia, de los que diecisiete permanecen activos, con una situación de riesgo real para la población en once puntos repartidos entre las provincias de Lugo, Ourense y Pontevedra.

Unos 350 brigadas, 220 motobombas, cuarenta palas y una veintena de medios aéreos de la Xunta y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente trabajan desde primera hora en la comunidad gallega para combatir los incendios que arrasan más de 4.000 hectáreas en 146 nuevos focos desde el viernes.

La Unidad Militar de Emergencias (UME), tras el decreto de situación operativa uno en Galicia por parte del Ministerio del Interior, ha desplegado tres centenares de militares en el territorio y continuará esta madrugada hasta el medio millar.

Siguen activos diecisiete incendios en la comunidad, repartidos por las cuatro provincias, mientras que hay otros tres estabilizados y diez más controlados tras la extinción de cuatro.

Entre los activos hay once en situación dos, de riesgo real para los núcleos poblados, lo que aumenta el peligro en estas áreas.

El único fuego activo en la provincia de A Coruña está en Boiro, en la parroquia de Cures, donde la situación dos se desactivó a primera hora de hoy.

Efectivos del servicio de Bomberos durante las labores de extinción del incendio producido en la parroquia de Cures, Boiro, en la Sierra del Barbanza. Numerosos incencios, algunos de categoría dos, se han producido desde la pasada madrugada en la comunidad gallega.

Efectivos del servicio de Bomberos durante las labores de extinción del incendio producido en la parroquia de Cures, Boiro, en la Sierra del Barbanza. Numerosos incencios, algunos de categoría dos, se han producido desde la pasada madrugada en la comunidad gallega.

Lugo tiene en alerta por riesgo para la población el fuego de Donís, en Cervantes, en plena reserva de la biosfera de Os Ancares, donde los vecinos temen perder sus viviendas y dicen estar “rodeados” por las llamas mientras denuncian que faltan medios.

También están activos los incendios de Samos, parroquia de Renche; Friol, en Xía; Triacastela, parroquia homónima; y Antas de Ulla, en Areas.

En Ourense viven la situación dos un incendio en San Cristovo de Cea, en Oseira, por proximidad a Pieles; otro en Baños de Molgas, en Betán, por cercanía a Nevoeiro; y un tercero en Chandrexa de Queixa, en Chaveán, por proximidad a Vilamaior, en el municipio vecino de Castro Caldelas.

Arden también Vilar de Barrio, donde el fuego ha empezado en Rebordechau y se ha extendido al término municipal de Montederramo; y Piñor, en Coiras.

En Pontevedra hay cinco incendios en situación dos, con el de Ponteareas, que empezó en Padróns, como más importante tras extenderse a los municipios de Redondela, Soutomaior y Pazos de Borbén, con 1.500 hectáreas de superficie, con el riesgo en este último, en Nespereira.

Permanecen estabilizados los incendios de Paradela (Lugo), parroquia homónima; Cervantes (Lugo), en Noceda; y Vilariño de Conso (Ourense), en Chaguazoso.

Están controlados los fuegos de O Saviñao (Lugo), en Ribas de Miño; Chantada, en Esmeriz; Vilardevós (Ourense), Vilariño de Conso, en Sabuguido y Castiñeira; Vilamarín, parroquia homónima; Chandrexa de Queixa, en Queixa; Lobios, con dos en Río Caldo; y Paderne (A Coruña), en Cantoña.

Han quedado extinguidas las llamas en San Cristovo de Cea (Ourense), en Covas; Vilariño de Conso, en San Cristovo; Cualedro (Lugo), en Montes; y Folgoso de Courel, en Meiraos.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha explicado hoy que la comunidad autónoma gallega se encuentra en una “situación compleja” porque coincide una “actividad incendiaria homicida”, una “sequía persistente” y un descontrol en incendios en el norte de Portugal que, por primera vez, “saltan el Miño”.

La consejera de Medio Rural, Ángeles Vázquez, considera que los incendios han sido provocados y los grupos de la oposición gallegos han acusado a la Xunta de falta de prevención.

A nivel nacional, los representantes políticos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, han expresado esta tarde su preocupación a través de las redes sociales por los incendios y han transmitido su apoyo a los equipos de extinción.

Mientras que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha decidido enviar 29 medios aéreos y 4 brigadas de refuerzo contra los fuegos para apoyar a Galicia, Castilla y León y Principado de Asturias.

FEIJÓO

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy el trabajo de las brigadas y hizo un llamamiento a la colaboración ciudadana ante la actividad “incendiaria homicida” que está sufriendo Galicia. “Están bordeando el homicidio”, ha aseverado sobre los incendiarios, haciendo hincapié en la importancia de la colaboración ciudadana en la lucha contra los fuegos, ya que “ante cualquier persona sospechosa de producir fuegos como los de esta madrugada, con más de 28 focos en horas nocturnas, es preciso avisar a la Policía, a la Guardia Civil o a la Xunta”.

Tras una reunión hoy, en el Centro de Coordinación de Incendios, con el coordinador de incendios, con el delegado del Gobierno y con el teniente coronel de la UME, Feijóo ha puesto también en valor el trabajo que están desarrollando los brigadistas. “Somos conscientes de que en algunos momentos se están jugando la vida, trabajando en situaciones límite. Y quiero mandarles un mensaje de agradecimiento por su profesionalidad. Sabemos el que están haciendo, lo que están arriesgando y estamos orgullosos de su trabajo”.

Un retén de bomberos en el incendio cercano al pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas.

Un retén de bomberos en el incendio cercano al pueblo de Pieles (San Cristovo de Cea), en donde ha sido necesario decretar el nivel 2 de alerta por proximidad a las viviendas.

El titular del Gobierno gallego se ha referido también a las condiciones climatológicas adversas que está viviendo Galicia desde lo verán y que se están intensificando debido al huracán Ophelia, con un incremento del viento, que hace que los fuegos incontrolados de Portugal pasen a la Comunidad. “Estamos hablando de unas condiciones que en la última década nunca se habían vivido”, ha dicho, a lo que ha añadido que Galicia seguirá luchando con todos los medios contra los incendiarios, contra los fuegos que entran de Portugal y ante una previsión de incremento del viento en la costa.

Delante de esta situación “difícil y compleja”, Feijóo ha destacado el trabajo que se está realizando en los centros de coordinación de cada provincia y en el centro de coordinación central y, “hay otro centro de coordinación que está desplazado en Pazos de Borbén , donde está la conselleira del Medio Rural y el vicepresidente”. “Estamos en contacto con el ministerio del Defensa, con el ministerio del Interior y también con la ministra de Agricultura y Medio Ambiente”, ha abundado, a lo que ha añadido que, además de los 300 efectivos y medios que ahora mismo tiene la UME y de las brigadas de la Xunta, brigadas municipales, de bomberos comarcales y de bomberos urbanos en caso alguno, se contará también con efectivos de la UME de Valencia, de Madrid y de Zaragoza, “y esperamos que ya de madrugada podamos reforzar hasta 500 efectivos de la UME para proseguir en esta tarea de extremada dificultad”.

En esta línea, Feijóo ha concluido insistiendo en que se está trabajando frente a tres grandes riesgos: “Una actividad incendiaria absoluta, con 147 fuegos desde el viernes. En segundo lugar, estamos bajo unos efectos climatológicos muy adversos, con una sequía continuada y persistente y además vientos cada vez más intensos. Y, por último, tenemos un problema añadido, que son los fuegos que vienen de Portugal”.

RECOMENDACIONES ANTE LOS INCENDIOS

La Madroa una zona próxima a la ciudad de Vigo ha vivido la tarde noche de esta manera con voluntarios que han colaborado a la extinción del fuego dirigidos por Fernando Magdalena.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada