Bridgestone celebra 50 años en Burgos con 70 millones de inversión hasta 2022

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (2i) ha firmado un neumático durante su visita a la planta de Bridgestone e interviene en la celebración del quincuagésimo aniversario de la firma en la capital burgalesa, acompañado por el director de la planta, Fernando del Cerro (i), el alcalde de Burgos, Javier Lacalle (3c), el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo (2d) y el vicepresidente de Manufacturating en Bridgestone EMEA, Adolfo Llorens (d).

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (2i) ha firmado un neumático durante su visita a la planta de Bridgestone e interviene en la celebración del quincuagésimo aniversario de la firma en la capital burgalesa, acompañado por el director de la planta, Fernando del Cerro (i), el alcalde de Burgos, Javier Lacalle (3c), el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo (2d) y el vicepresidente de Manufacturating en Bridgestone EMEA, Adolfo Llorens (d).

La planta de la multinacional Bridgestone en Burgos ha celebrado hoy su cincuenta aniversario con su futuro asegurado por una inversión hasta el año 2022 de 70 millones en mejoras y modernización tras la decisión de la matriz japonesa del grupo.

En un acto al que ha acudido el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el director de la planta de fabricación de neumáticos, Fernando del Cerro, ha recordado que el 80 por ciento de su producción, sobre todo de cubiertas para turismo, camioneta y todoterreno, se destina a la exportación.

Los 70 millones de inversión se sumarán a las inversiones ordinarias en mantenimiento y modernización de la planta que se fundó en 1967 como Firestone en el entonces recién creado “polo industrial” de Burgos.

La planta, que desde 1988 cambió de denominación tras la compra de la multinacional estadounidense Firestone por la japonesa Bridgestone, nació con 180 empleados y hoy cuenta con 1.357

Del Cerro ha aclarado que los 70 millones destinados a la planta de Burgos se utilizarán para ampliar la capacidad de producción de las instalaciones hasta llegar en 2022 a producir 33.500 cubiertas al día y especializarse en neumáticos “premium”, de gama alta.

La planta burgalesa ocupa actualmente 163.000 metros cuadrados en una parcela de 300.000 en el polígono industrial Burgos-este y a finales de este año habrá llegado a fabricar 283 millones de neumáticos desde su puesta en marcha en 1967.

El profesor de la Universidad de Burgos Gonzalo Andrés ha recordado en el acto que cuando se implantó en Burgos la entonces planta de Firestone invirtió unos 3.000 millones de pesetas, lo que era más del doble de lo que invertían las compañías más grandes que se asentaron entonces en el “polo de desarrollo”.

“Fue una inversión espectacular para aquel momento, pero también llama la atención la estabilidad de la empresa, porque de las que surgieron en los primeros años del polo de desarrollo solo sigue activa una tercera parte”, ha anotado Gonzalo Andrés.

Por su parte, el vicepresidente de Manufacturing en el grupo Bridgestone EMEA, Adolfo Llorens, ha situado la planta de Burgos como “una de las principales piezas” dentro de su “estrategia europea, cuyo futuro pasa por la capacidad de adaptación a los cambios del mercado internacional”.

En esa línea, los 70 millones de inversión prevista en la planta de Burgos permitirán ampliar la capacidad de producción de sus instalaciones, pero también adquirir equipos de vanguardia, que contribuirán a mejorar en calidad y cantidad, y optimizar las líneas de producción ya existentes.

Llorens ha recordado en su intervención que la multinacional cuenta con más de 170 plantas y 145.000 empleados en todo el mundo, de las que diez se encuentran en Europa: las tres de España (Burgos, Cantabria y Vizcaya) y las de Francia, Bélgica, Italia, Polonia y Hungría.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada