Elegir el tipo de interés, sólo el primer paso para contratar una hipoteca

Imagen de una promoción de viviendas en el Ensanche de Vallecas, Madrid.

Imagen de una promoción de viviendas en el Ensanche de Vallecas, Madrid.

La firma de una hipoteca es una de las decisiones más importantes de una familia y los expertos advierten de que elegir el tipo de interés del préstamo es sólo el primer paso, ya que hay que informarse bien de las condiciones del contrato y tener en cuenta los futuros cambios de la nueva ley hipotecaria.

El tipo de interés puede ser fijo, lo que garantiza que siempre se abonará una cuota idéntica, o variable, en el que interés final dependerá del diferencial que el banco pacte con el cliente, sumado al índice de referencia, que en la mayoría de hipotecas en España es el euríbor a 12 meses.

Este diferencial será menor en función de los productos vinculados a la hipoteca que se contraten, por ello los expertos recomiendan comprobar si resulta rentable el ahorro en el tipo de interés frente al pago de los productos asociados.

No obstante, los tipos de interés variable siguen siendo los más solicitados ya que de las nuevas hipotecas firmadas en julio pasado, un 16,1 % se suscribió con un interés fijo y el 83,1 % tuvo un interés variable, frente al 88,6 % del año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En este caso, la nueva ley hipotecaria que prepara el Gobierno y que podría entrar en vigor a principios de 2018 facilitará y reducirá los costes para cambiar de una hipoteca a tipo fijo, lo que se conoce como novación, y abaratará los costes de subrogación (cambio de banco), además de los de notaría y gestoría.

El portal casaktua.com resalta la importancia de comprobar las comisiones que la entidad cobrará por diferentes conceptos, como por la amortización anticipada, para la que la nueva normativa establecerá que la compensación que puedan cobrar las entidades sea “limitada” en el tiempo, y sólo se aplicará sobre el capital que se amortice en lugar del total de la hipoteca pendiente.

Además, los nuevos contratos hipotecarios deberán especificar si el préstamo cubre los gastos derivados de la compra como la notaría, la gestoría y los impuestos.

La nueva ley también pretende que no se repitan episodios como los de las cláusulas suelo, que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) consideró abusivas y obligó a las entidades a devolver a los clientes el dinero cobrado de más.

Para evitarlo, los bancos serán obligados a informar al cliente de todos los aspectos del contrato hipotecario y un notario deberá corroborar que el cliente ha sido informado correctamente antes de que firme el préstamo.

No obstante, el 41,1 % de los españoles no conoce las implicaciones de las cláusulas suelo pese a su amplio tratamiento informativo, como se desprende de un estudio elaborado por el comparador financiero Helpmycash.com.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada