Rusia considera decisión política la rebaja de su calificación por Moody’s

Vista general de la Duma o Cámara de Diputados de Rusia, en Moscú.

Vista general de la Duma o Cámara de Diputados de Rusia, en Moscú.

Rusia criticó hoy la reciente decisión de la agencia de calificación de riesgos estadounidense Moody’s de rebajar la deuda soberana de Rusia hasta el nivel Ba1, equivalente al de “bono basura” y la calificó de una medida política antirrusa.

 

“Las declaraciones acerca de que la situación económica en Rusia es semejante a la de hace 10 años, cuando su calificación de deuda también fue colocada fuera de la zona de inversiones, carecen de fundamento”, afirmó el director de cooperación económica de la Cancillería rusa, Yevgueni Stanislávov, citado por Interfax.

 

Agregó que “es difícil argumentar tal decisión económicamente”, al tiempo que ésta “se enmarca bien en la lógica de una campaña antirrusa bien orquestada”.

 

Stanislávov abogó además por desarrollar una alternativa a lo que llamó “monopolio” estadounidense de las tres principales agencias de calificación de riesgos S&P, Moody’s y Fitch.

 

“Apoyamos al respecto la creación en el marco del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) de una red de agencias de calificación de estos países”, dijo.

 

El diplomático se mostró convencido de que éstas “contribuirán de forma significativa a las reformas del sistema actual” y recordó al respecto que la agencia ruso-china Universal Credit Rating Group, fundada en 2013 en Hong Kong, emitirá sus propias calificaciones ya a partir de este año.

 

Moody’s rebajó el viernes pasado la deuda soberana de Rusia hasta el nivel Ba1 con un pronóstico negativo.

 

La agencia indicó en un comunicado que ese nivel, revisado a la baja desde la categoría Baa3, cierra un proceso de análisis que había comenzado el pasado 16 de enero.

 

Entre las razones que apuntó incluye “la continua crisis en Ucrania” y la baja en los precios internacionales del petróleo, que pueden generar tensiones en las perspectivas a medio plazo del crecimiento económico ruso.

 

También mencionó la “continua erosión” en los niveles de las reservas de divisas, así como el riesgo, “todavía muy bajo”, de que, debido a la crisis de Ucrania, tenga problemas para cumplir a tiempo con sus compromisos de deuda.

 

“Se espera que Rusia experimente una profunda recesión en 2015 y una contracción económica continuada en 2016. El descenso en la confianza probablemente va a restringir la demanda interna y exacerbar la ya de por sí crónica infrainversión”, sostiene Moody’s.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada