Emma Nilsson, campeona en la prueba final del Santander Tour

María Palacios, cuarta, mejor española en El Saler

Emma Nilsson, ganadora de la prueba final del Santander Tour y del LET Access Series jugada esta semana en El Saler.

Emma Nilsson, ganadora de la prueba final del Santander Tour y del LET Access Series jugada esta semana en El Saler.

El Saler, viernes 27 de octubre. Aunque la traducción de los refranes es peliaguda y no siempre hay equivalentes perfectos, por lo general en español trasladamos el anglosajón “ignorance is bliss” (literalmente, “la ignorancia da la felicidad”) por “ojos que no ven, corazón que no siente”. El desconocimiento o la incertidumbre no suelen ser buenas consejeras, y menos en el ámbito deportivo, pero en esta ocasión Emma Nilsson, ganadora de la prueba final del Santander Tour y del LET Access Series jugada esta semana en El Saler, puede agradecerle una parte de su victoria a la falta de información.

Les ponemos en situación: Nilsson y su principal rival por el título, la islandesa Valdis Thora Jonsdottir, partían empatadas en cabeza del torneo, pero la clasificación no tardaba en dar un vuelco gracias al acierto de la sueca en el tramo inicial acompañado de algunos tropiezos de la islandesa. A partir de ahí, reacción de la nativa de la tierra del hielo y el fuego, que ella misma explicaba.

“La clave ha sido empezar tan mal, ponerme tan mal a la bola y patear mal. Al principio no estaba jugando a gusto. Después, conseguí remontar con tres birdies consecutivos a partir del hoyo nueve y nos metimos en una especie de situación de match-play. La empaté en el once, pero luego la bola se me quedó fatal en el quince, en unas plantas, e hice par en lugar de birdie”, resumía Jonsdottir.

En ese momento, Emma Nilsson no tenía claro cómo iba el marcador y decidió que no cometería el mismo error que pagó caro Jesper Parnevik, un compatriota suyo que también desconocía su situación en el campo y pensó que debía acabar con birdie en el último hoyo del Open Championship de 1994. La impulsividad del sueco le llevó a entregar en bandeja el título a Nick Price después de cometer un bogey en su último compromiso, y Parnevik nunca tuvo opciones de alzarse con otro major. Por el contrario, en El Saler Emma Nilsson tiró de prudencia, especialmente en un hoyo final que jugó de libro.

“Había hecho cuatro birdies, una buena cifra en este campo, pero no tenía claro cómo estaba la clasificación. Sabía que iba muy reñida con Valdis, pero no lo tenía claro. En el último tiro tenía 160 metros y pegué un hierro cinco, ya que tenía un poco de viento a favor. Me pareció buen golpe, pensé «quédate cerca» y así fue. Si llego a pensar que voy por detrás, a lo mejor habría pateado de manera más agresiva, pero no lo sabía y pensé que era mejor dejarla cerca. En cualquier caso, procuré centrarme en mi juego”, explicaba Nilsson, que vio como Jonsdottir fallaba su última opción de birdie. Aunque no lo sabía a ciencia cierta, ella tenía dos putts para ganar y su táctica final conservadora surtió efecto. Al final, -6 para Nilsson en el acumulado y un golpe de ventaja sobre su compañera de partido.

Por detrás, otra nórdica, la noruega Tonje Daffinrud, completaba el podio bajo el sol de El Saler gracias a su vuelta final de 70 golpes, mientras que la cuarta plaza la compartían la mejor española, María Palacios, con la amateur danesa PuK Lyng Thomsen.

Con esta cuarta posición, María Palacios se asegura un puesto entre las veinticinco mejores de la orden de mérito del LET Access Series y, así, acceder directamente a la final de la escuela. La castellonense se marchaba satisfecha y con ganas de afrontar nuevos retos.

“He jugado muy bien durante todo el torneo y las condiciones han sido perfectas, con un poco de viento, pero no demasiado para lo que suele hacer aquí en El Saler. Ayer hizo más viento, con un punto más de dificultad, pero jugué más o menos igual. Con el viento se te va algún golpe e incluso algún putt, pero hoy he metido un par de putts largos que no me esperaba y que se agradecen para quitarte estrés”, declaraba Palacios.

También cabe destacar la actuación de Luna Sobrón, octava, que cumple el objetivo de mantenerse entre las cinco mejores de la lista de ganancias del LET Access Series (ranking encabezado por Meghan Maclaren) y, por lo tanto, se asegura la tarjeta de LET para el año que viene. Por detrás, Carmen Alonso conseguía remontar en la jornada final y ascendía hasta la decimotercera plaza para adjudicarse, además, la orden de mérito WPGA-Santander Golf Tour 2017. Esta clasificación de reciente creación contabiliza las posiciones de las afiliadas a la WPGA en el Campeonato de la WPGA de España y los tres últimos torneos del Santander Tour, y con su victoria Carmen Alonso se ha adjudicado 2.500 € y la membresía como socia de la WPGA España 2018.

Por otro lado, Silvia Bañón batía en su mano a mano a Natalia Escuriola y se proclamaba ganadora de la orden de mérito del Santander Tour, un logro notable para la alicantina que afronta en el tramo final de la temporada la escuela de clasificación del LET.

“Estoy muy contenta porque este es mi primer año como profesional. Este circuito nos ayuda muchísimo a estar en competición y es un aliciente muy importante a la hora de entrenar. Tenemos pocos torneos y en el LETAS a veces hay que viajar muy lejos, con lo que tener un circuito en España tan bueno como el Santander Tour y donde nos tratan tan bien es muy importante para nosotras”, remataba Bañón.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada