Las CCAA preparan sus presupuestos sin tener la certeza de cuánto ingresarán

Monedas de cinco céntimos en la Casa Nacional de la Moneda en Madrid.

Monedas de cinco céntimos en la Casa Nacional de la Moneda en Madrid.

Siete comunidades han presentado ya su proyecto de presupuestos para 2018, otras nueve los negocian sin saber con certeza cuánto dinero ingresarán a la espera de que se aprueben las cuentas públicas, mientras Cataluña está en suspenso por su situación política.

Andalucía, País Vasco, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, Baleares y Comunidad Valenciana ya tienen sus presupuestos en tramitación parlamentaria o a un paso de ella, en tanto que las restantes autonomías negocian, la mayoría con voluntad de remitir el proyecto a sus cámaras regionales antes de fin de año pero otras, como Aragón, barajan comenzar 2018 con presupuestos prorrogados.

También Cataluña está abocada a la prórroga de las cuentas de 2017, después de la intervención por parte del Gobierno y la convocatoria de elecciones para el 21 de diciembre.

Dado que Hacienda tiene bajo su control los gastos de la Generalitat, cualquier prórroga correspondería al Gobierno central.

En declaraciones, el secretario general del sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), José María Mollinedo, ha insistido en que a las comunidades les falta información para hacer “un buen presupuesto” porque el Gobierno aún no ha presentado su proyecto y, por tanto, “actúan en situación de prórroga”.

Además, el modelo de financiación autonómica, que es el que fijara los ingresos, por ejemplo, a través de los impuestos cedidos está aún sin aprobar.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) también reconoce que las autonomías se ven obligadas a elaborar sus presupuestos sin saber si el Gobierno mantendrá los 3.500 millones de entregas a cuenta de julio, o dará por buena la última actualización por un crecimiento a la baja que sitúa las entregas en 2.000 millones, 1.700 menos.

En caso de prórroga de las cuentas públicas y según la AIReF, las comunidades perderían 1.000 millones.

El presupuesto presentado en Andalucía (34.759 millones un 4,6 % más que este año) es el tercero que pactan PSOE y Ciudadanos y, previsiblemente, quedará aprobado el 30 de noviembre, un mes antes de lo habitual pero condicionado a lo que digan los Presupuestos Generales del Estado.

En el País Vasco, el proyecto presupuestario asciende a 11.486 millones, un 3,9 % más que este ejercicio, y el mayor de su historia.

Aunque el proyecto presentado cuenta con el apoyo de PNV-PSE-EE precisa del respaldo de otro grupo para que salga adelante en la Cámara autonómica pero el Gobierno se ha comprometido al acuerdo y no contempla la prórroga.

La Xunta de Galicia ha aprobado un presupuesto de 9.487 millones, un 2,9 % más, y lo ha remitido al Parlamento “en tiempo y forma” si bien tiene una partida de 90 millones para gastos de personal que queda pendiente de lo que pase con los Presupuestos Generales.

En Castilla y León, el proyecto de presupuestos se tramita ya en las Cortes con una cuantía récord (10.859 millones, el 5,5 % más que en 2017) tras un acuerdo PP y Ciudadanos.

A expensas de que la situación económica pueda modificar las entregas a cuentas, la partida que queda condicionada es la referid a la subida salarial de los funcionarios, el 1,5 %.

Los presupuestos de Castilla-La Mancha (9.219 millones para 2018) suponen 278,1 millones más para gastar que el actual ejercicio.

En Baleares, los presupuestos, que ascienden a 5.008 millones, entrarán en el Parlamento el 30 de octubre. El Govern balear ha contemplado el incremento salarial de los funcionarios pese a que no podrán ejecutarse si no se aprueba el presupuesto estatal.

Los presupuestos de la Generalitat valenciana llegarán al Parlamento el 31 de octubre, fecha en que finaliza el plazo para que comience su tramitación.

También la próxima semana, el Gobierno de Murcia confía en sacar adelante el techo de gasto tras lo cuál llevará el proyecto de presupuestos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada