Churchill’s Port and Douro wines, el último es el primero

“Mis oportos están hechos con tanta fermentación natural como sea posible con un poco de brandy de fortificación. Me gusta hacer vinos de la manera más natural” afirma el fundador de la empresa John Graham

Ana, una turista portuguesa de Vila Real, posa en la zona más emblemática de las Caves Churchill's.

Ana, una turista portuguesa de Vila Real, posa en la zona más emblemática de las Caves Churchill’s.

Son los últimos en llegar pero los primeros en ser plenamente fieles a la tradición vitivinícola del Douro ahondando en la innovación. No quieren cantidad, sino calidad. Frente a las caves centenarias, se muestran con un aire casi irreverente e incluso quieren cambiar los comportamientos con respecto al vino de Oporto. Esto es, crear nuevas tradiciones mientras se mantienen fieles a sus raíces.

Llegaron hace 36 años y ya están en el mundo de la exclusividad. Churchill’s Port and Douro wines ya tienen su propia quinta no sólo para el cultivo de su uva sino para recibir visitantes ofreciendo alojamiento o la organización de eventos. Quinta da Gricha es un viaje al ‘Douro vinhateiro’ para alojarse en una encantadora residencia y degustar vinos únicos con platos de la gastronomía tradicional portuguesa en una finca de 50 hectáreas en el corazón del valle del Duero, entre Pinhão y São João de Pesqueira, cerca de un pueblo rural llamado Ervedosa do Douro.

Esta empresa nació así: Churchill’s fue fundada en 1981 por John Graham, por lo que es la primera empresa de vino de Oporto que se estableció en los últimos 50 años. El Fundador quería continuar con la larga tradición portense familiar, pero al mismo tiempo crear su propio estilo individual de vino de Oporto. Bautizó a la empresa con el apellido de su esposa, Caroline Churchill.

“Mis oportos están hechos con tanta fermentación natural como sea posible con un poco de brandy de fortificación. Me gusta hacer vinos de la manera más natural. Sobre todo, busco el equilibrio. Creo que aporté este equilibrio a Churchill’s Port. Existe un consenso en torno a las características que definen nuestro estilo de casa que se identifican fácilmente”, afirma con contundencia su fundador, John Graham.

“Mis oportos están hechos con tanta fermentación natural como sea posible con un poco de brandy de fortificación. Me gusta hacer vinos de la manera más natural. Sobre todo, busco el equilibrio. Creo que aporté este equilibrio a Churchill’s Port. Existe un consenso en torno a las características que definen nuestro estilo de casa que se identifican fácilmente”, afirma con contundencia su fundador, John Graham.

Otro hito en la historia de la empresa fue la compra de Quinta da Gricha en 1999. Fue un paso importante y fundamental para llevar a Churchill’s a la producción de vinos del Douro, y convertirlos en un caso especial de éxito.

Los oportos de Churchill están hechos de la manera más tradicional, con una intervención mínima y el máximo respeto por las condiciones naturales de la uva. Incluso se refleja esto en el número de botellas de oporto, 250.000 anuales, frente a otras empresas que producen hasta 4 millones de botellas al año.

ESTILO SECO

Un factor clave para el estilo seco de Churchill’s es el mayor tiempo de fermentación. Una fermentación más prolongada significa menos brandy añadido, más alcohol natural, por lo tanto, un vino más natural.  Además, una fermentación más larga le da al vino más estructura.

La combinación de pisar la uva en el lagar y un tiempo de fermentación más prolongado garantiza que todos los oportos de Churchill’s estén más secos y bien estructurados, una característica única de Churchill’s.

La combinación de pisar la uva en el lagar y un tiempo de fermentación más prolongado garantiza que todos los oportos de Churchill’s estén más secos y bien estructurados, una característica única de Churchill’s. Una buena estructura, junto con una buena acidez natural, es un elemento clave para garantizar un excelente potencial de envejecimiento.

UVAS

Todos los vinos de Churchill’s Ports and Douro se elaboran solo con uvas de grado A y se producen exclusivamente con variedades de uva autóctonas.

El Instituto de Vino de Oporto, IVDP, es el organismo gubernamental oficial que tutela el negocio del vino de Oporto. El IVDP califica y clasifica los viñedos en una escala AE, siendo A el mejor nivel y E el peor.

Las quintas de las caves reciben clasificaciones numéricas según diferentes criterios, tales como: ubicación del viñedo (microclima); altitud; variedades de uva; edad y densidad del viñedo; suelo (esquisto o granito); productividad y mantenimiento del viñedo. La clasificación AE se atribuye dependiendo de la calificación numérica total.

ENVEJECIMIENTO

El año 2011 fue un año calificado de excelente para los vinos del Douro y Churchill’s que, con otras empresas de vino de Oporto, recogieron uva que el IVDP certificó como Oporto Vintage. Y en 2014 volvió a suceder lo mismo, pero esta vez tan solo para dos quintas del Douro. Una de ellas era Quinta da Gricha.

Todas las uvas de Churchill’s Port proceden de viñedos de grado A. Cuando llegan a la bodega Churchill’s Port en Quinta da Gricha, todos reciben el mismo tratamiento de Oporto Vintage. Esto significa que, después de haber sido cuidadosamente seleccionadas a mano en las mesas de selección de uvas, se trituran y vinifican en ‘lagares’, o tanques de fermentación de granito abiertos tradicionales; aquí las uvas son pisadas a la manera tradicional, siendo la forma más efectiva de producir Oporto Vintage.

El ‘foot-pading’ logra una maceración suave pero concienzuda de las uvas y las pieles sin dañar las pepitas y, por lo tanto, extrae el color y los taninos necesarios, conservando al mismo tiempo los aromas y sabores frescos y naturales de las uvas.

Al final de la cosecha, todos los oportos son degustados y clasificados. Dependiendo de su calidad, como la intensidad del color, la estructura y el pedigrí, todos los oportos de Churchill’s se clasifican en 3 niveles de categoría: Vintage, Vintage embotellado tardío y Reserva.

Churchill’s Tawny Ports es una evolución natural de estas tres categorías.

La filosofía de Churchill Tawny Port: “nunca dejes que la madera domine la fruta natural y la frescura del Oporto”.

La filosofía de Churchill Tawny Port: “nunca dejes que la madera domine la fruta natural y la frescura del Oporto”.

Cuanto mayor sea el Tawny, mejor debe ser el oporto. Un antiguo oporto de Tawny debe comenzar su vida como un oporto potente y lleno de cuerpo para resistir la oxidación que recibirá del envejecimiento en la madera durante muchos años.

Los oportos de Tawny de 20 y 30 años de Churchill se mezclan desde el nivel de categoría más alto, Vintage, mientras que un oporto de 10 años como el 10 Year Old Tawny de Churchill se puede mezclar desde el nivel LBV.

Todos los oportos de Tawny de Churchill se envejecen parcialmente en grandes cubas de roble antes de terminar su maduración en barricas de pequeño tamaño (toneles de roble de 600 litros). Como resultado, reciben menos oxidación y sufren menos en el color. Es la combinación de estos factores lo que diferencia a los Oportos Tawny de Churchill de la competencia. Tienden a ser más secos, bien estructurados y de color más oscuro, con sabores de frutas frescas que dominan las características de nuez, además de la madera envejecida.

CREAR NUEVAS TRADICIONES

El Pop Up Bar que abrió Churchill’s en Londres, así como la experiencia Sense the Taste: www.sensethetaste.com, el evento Taste Discovery y el movimiento #RethinkPortWine – una campaña que busca celebrar nuevas tradiciones relacionadas con el vino de Oporto- son solo algunas referencias en la forma única y audaz de promocionar Porto y Douro Wines.

Churchill participa en eventos especiales como el Red Bull Air Race en Oporto, un evento de dos días.

EXPERIMENTACIÓN

Tan sólo un ejemplo: Churchill’s quería crear un prototipo de una nueva forma de experimentar el vino de Oporto. El concepto fue crear una forma de “probar” el vino sin probarlo, utilizando la ciencia y la tecnología.

Después de investigar y aprender sobre el vino de aquellos que lo hacen, otros expertos en vinos, chefs y consumidores que lo aman, se encontró con que las personas asocian los gustos con la música y las representaciones abstractas. Entonces, el objetivo era crear una experiencia sensorial para dar vida a cada una de las esencias.

el objetivo era crear una experiencia sensorial para dar vida a cada una de las esencias.

Usando cymatics, el estudio del sonido visual a través de la vibración, exploraron diferentes patrones y simetrías y cómo estos se correlacionan con el sonido y el gusto. Diferentes frecuencias y vibraciones fueron ‘mapeadas’ a diferentes gustos y sirvieron como inspiración para las composiciones musicales.

Para ejecutar el proyecto, se creó un prototipo con un generador de tonos y un altavoz lleno con el vino de Oporto de Churchill’s. El resultado fue un proyecto de arte y ciencia que permite a los espectadores ver, oír, sentir y, finalmente, sentir el sabor.

La instalación fue capturada en película utilizando tres lugares diferentes, estados de ánimo y bandas sonoras, para servir como una nueva forma ambiental de experimentar el vino de Oporto de Churchill’s.

MARIDAJES

Una interesante combinación de sabores que combina bien con Dry White Port de Churchill. Solomillo de ternera con salsa Port-romero, un plato abundante, mejor armonizado con Late Bottled Vintage de Churchill para calentar el alma, dice la empresa.

ENCONTRAR CHURCHILL

La verdad es que nos decepciona que entre los 23 países que tienen agente comercial para vender los oportos y vinos de Churchill, según la web oficial, no se contemple España. Así que tendremos que ir a Portugal los españoles a comprar Churchill.

Según la guía de Churchill, Catarina, comercializan el vino en vinotecas y bodegas especializadas, en distintos países.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1