Anfac prevé que las matriculaciones en España en 2017 lleguen a 1,22 millones de unidades

En la imagen, empleados de BLG Logistics Group trabajando en una línea de nuevos vehículos de Mercedes-Benz.

En la imagen, empleados de BLG Logistics Group trabajando en una línea de nuevos vehículos de Mercedes-Benz.

Las matriculaciones de turismos en España alcanzarán previsiblemente las 1,22 millones de unidades al cierre de 2017, lo que supondrá un crecimiento del 7 % en comparación con 2016, según ha adelantado hoy la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

El vicepresidente ejecutivo de Anfac, Mario Armero, ha avanzado estos datos durante su intervención en el trigésimo segundo Encuentro de la Automoción de IESE, que se celebra en Barcelona.

Armero ha explicado que el comportamiento de las matriculaciones de turismos entre particulares está siendo “peor que en el conjunto del mercado”, ya que el crecimiento del 3 % significa “menos de la mitad de lo que sube el mercado en su conjunto”.

Sin embargo, el canal de empresas y de las alquiladoras han sido “los que han tirado más” de las matriculaciones este año, ha apuntado el vicepresidente.

Para el año 2018, la previsión de matriculaciones de turismos es un 4 % superior al cierre de 2017, “siempre que la situación económica no se resienta”, ha detallado la patronal.

Por otra parte, la producción de vehículos en España alcanzará al cierre de 2017 las 2,8 millones de unidades fabricadas, por lo que no sobrepasará el límite de los 3 millones que se preveían en el “Plan 3 Millones” de reindustrialización de España que la patronal presentó en 2012.

Durante su intervención, Armero ha recordado que “no hay que olvidar que el ‘Plan 3 Millones’ también incluía el objetivo de incrementar las matriculaciones hasta el nivel potencial que, por renta y población, tiene España, algo que todavía no se ha logrado”.

Las “dificultades” por las que han pasado los principales mercados de exportación española, como Reino Unido o Turquía, y la ralentización del mercado alemán, son dos de los motivos que han provocado que no se sobrepasen los 3 millones de vehículos fabricados este año, ha señalado Anfac.

En el Reino Unido -el tercer destino más importante para los vehículos españoles- el mercado de turismos ha caído en lo que va de año un 4,6 % y las exportaciones españolas han retrocedido un 5,2 %, mientras que en el primer semestre la pérdida de valor de la libra frente al euro ha hecho menos competitivos a los productos españoles.

En el mercado turco -que el primer destino de las exportaciones españolas de vehículos fuera de la zona euro- también han disminuido las matriculaciones y, por tanto, las exportaciones de vehículos españoles (un 22,4 % menos hasta septiembre).

Por otra parte, las líneas de producción de varias marcas han tenido que realizar modificaciones técnicas para comenzar la fabricación de cinco nuevos modelos de vehículos que en algunos casos han supuesto el “cese completo” de la producción, ha explicado la patronal.

Estos nuevos modelos suponen, sin embargo, una “buena noticia” para la industria española, ya que aseguran un “alto nivel de producción” en los próximos años, en los que se espera que se comenzará a producir diez nuevos modelos a las plantas españolas (varios con versiones de propulsión alternativa), ha destacado Anfac.

En opinión de Armero, el sector del automóvil está en “plena transición”, una etapa que habrá que saber gestionar para que sea rentable tanto en cuestión de empleos, como de fábricas y medioambiente y para la que ha reclamado un incremento de la colaboración público-privada.

Esta será “una transición que no puede ser natural, sino que tiene que estar influenciada por la política industrial, por la política legislativa y que no podemos dejar sólo al alineamiento de los mercados”, ha destacado Armero.

Ha añadido que dicha transición puede suponer también “una buena oportunidad” para cambiar la fiscalidad del automóvil y convertirla en una “más exigente, más verde” porque, según ha dicho, “no sólo lo pide Bruselas si no que las ciudades quieren una fiscalidad que tenga en cuenta la calidad del aire”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada