Tesla sorprende en la presentación de su camión eléctrico con un descapotable

En la imagen, el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, desvela el Roadster 2 durante una presentación en Hawthorne, California, el 16 de noviembre de 2017.

En la imagen, el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, desvela el Roadster 2 durante una presentación en Hawthorne, California, el 16 de noviembre de 2017.

Tesla eclipsó su propio lanzamiento de un camión eléctrico el jueves cuando apareció en escena un descapotable rojo y el consejero delegado Elon Musk dijo que el nuevo Roadster de 200.000 dólares será el vehículo de fabricación en serie más rápido de la historia.

La puesta en escena cautivó a la audiencia aunque algunos analistas comienzan a preguntarse sobre la variedad de proyectos lanzados en un momento en que la compañía batalla para producir una berlina de precio más asequible de la que depende su futuro.

Cuando la presentación del camión parecía estar llegando a su fin, el vehículo bautizado Semi por Tesla abrió su remolque y apareció el llamativo Roadster. El coche deportivo con techo descapotable de vidrio es una versión actualizada del primer vehículo producido por Tesla.

Tiene capacidad para cuatro pasajeros y tiene una autonomía de 1.000 kilómetros con una sola carga, un nuevo récord para un vehículo eléctrico, dijo Musk. Puede pasar de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos con una velocidad máxima superior a los 400 km/h, lo que le convierte en el coche más rápido fabricado en cadena.

“Se podrá ir y volver de Los Ángeles a San Francisco a velocidad de autopista sin tener que recargar. La idea de todo esto es asestar un duro golpe a los coches de gasolina. Conducir un deportivo a combustible se verá como llevar una máquina a vapor”, se jactó Musk.

Los primeros 1.000 coches costarán 250.000 dólares por unidad a pagar por adelantado, con modelos posteriores que partirán en los 200.000 dólares.

Musk no dio un precio para los camiones Semi ni dijo cómo ni dónde se fabricarán los nuevos vehículos eléctricos, pero señaló que el camión comenzaría a producirse en 2019 y que el Roadster estará disponible un año después.

Musk ha dicho que los camiones eléctricos reflejan los esfuerzos de Tesla por alejar la economía de los combustibles fósiles con proyectos de vehículos eléctricos, techos solares y almacenamiento de energía.

Pero algunos analistas consideran que el camión será una cara distracción para Tesla, que está quemando efectivo, nunca ha publicado resultados anuales y se enfrenta a lo que ha descrito como “infierno” para iniciar la producción de la berlina Model 3, que costará 35.000 dólares.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada