Nadal asegura que sólo se cerrarán térmicas por falta de rentabilidad

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, durante su intervención tras la firma de un nuevo convenio marco de colaboración para el impulso económico de las comarcas mineras del carbón.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, durante su intervención tras la firma de un nuevo convenio marco de colaboración para el impulso económico de las comarcas mineras del carbón.

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha asegurado hoy que el Gobierno pretende permitir el cierre de cualquier central energética, y no sólo el de las térmicas de carbón, cuando se plantee “por motivos claros y por falta de rentabilidad”.

Nadal se refería así a la decisión anunciada recientemente por Iberdrola de cerrar sus dos últimas térmicas de carbón, la asturiana de Lada y la de Velilla del Río Carrión, en Palencia.

El ministro ha asegurado que una eléctrica puede decir si quiere cerrar una central porque no es eficiente o tiene pérdidas, pero que debe estar en manos del Gobierno la posibilidad de probar que eso es así.

Según Nadal, el decreto que quiere aprobar el Ejecutivo permitirá probar ese extremo si una térmica o instalación de generación de energía de cualquier tipo tiene realmente pérdidas o si, por el contrario, a otro operador sí le salen las cuentas y estaría dispuesto a explotar la misma central.

“Lo importante es que cuando se cierren, se cierren por motivos claros y por falta de rentabilidad”, ha subrayado el ministro para quien es necesario mantener la continuidad y evitar que la apertura o cierre de centrales distorsione el mercado energético.

Nadal ha señalado también que el cierre de las centrales nucleares y de carbón elevaría el precio de la electricidad en España un 40 por ciento y que eso supondría “un coste inasumible para la industria”.

Así, el ministro se ha mostrado partidario de mantener el mix energético actual, porque la energía nuclear no produce CO2 y eso compensa las emisiones de las térmicas de carbón, que son más baratas.

“Hay que aunar los objetivos de precios y los medioambientales”, ha señalado el ministro, que ha incidido en que la propuesta de decreto del Gobierno quiere evitar cierres planteados por decisiones estratégicas con el fin de elevar el precio de la electricidad.

El titular de Energía ha hecho estas declaraciones tras firmar con el presidente del Principado, Javier Fernández, el convenio marco para la ejecución de los fondos mineros 2012-2018 en Asturias, que ha propuesto 127 actuaciones que supondrán la movilización de 158 millones de euros.

En su intervención, Fernández había planteado al ministro que Asturias “quiere seguir siendo una región industrial” y, para eso, es preciso el mantenimiento de las centrales térmicas de carbón y una electricidad asequible.

Tras recordar que las empresas electrointensivas asturianas generan 18.000 puestos de trabajo, el presidente asturiano ha señalado que para su supervivencia el precio de la energía es un factor clave y que, por tanto, también lo es el cierre de las térmicas, que encarecería el precio de la electricidad en torno a un 20 por ciento.

Fernández se ha mostrado partidario de ir a una transición energética y de avanzar hacia la descarbonización de la economía con inteligencia, responsabilidad y planificación, y no con “cierres precipitados” como los que se han anunciado estos días.

“Esta región industrial, que quiere seguir siéndolo, defiende que durante ese proceso necesariamente largo se mantenga la generación eléctrica con carbón”, ha afirmado el presidente asturiano, que ha asegurado que en la planificación del futuro energético de España se está jugando el futuro del país.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada