Galicia, cosmopolita y tradicional en diciembre

Cada vez son más las personas que visitan las cuatro provincias gallegas fuera de temporada alta y este es un mes perfecto para descubrir por qué

Parque Natural Fragas do Eume. Fragas do Eume es uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa. Dentro de sus 9.000 hectáreas de extensión viven menos de 500 personas, lo que da una idea del estado virgen de estos exuberantes bosques que siguen el curso del río Eume. El parque tiene la forma de un triángulo cuyos vértices y fronteras serían As Pontes, Pontedeume y Monfero.

Parque Natural Fragas do Eume. Fragas do Eume es uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa. Dentro de sus 9.000 hectáreas de extensión viven menos de 500 personas, lo que da una idea del estado virgen de estos exuberantes bosques que siguen el curso del río Eume. El parque tiene la forma de un triángulo cuyos vértices y fronteras serían As Pontes, Pontedeume y Monfero.

Diciembre es un mes perfecto para comprobar por qué cada vez son más las personas que escogen Galicia fuera de temporada alta. En unos días se podrá visitar sus belenes navideños, una tradición que regresa cada año a principios de ese mes y que permite hacer una singular ruta por la Galicia más rural y urbana, la más cosmopolita y la más tradicional. Y saborear, también, especialidades gastronómicas de temporada, descansar en su mágicos entornos rurales y balnearios, comprar artesanía gallega para sorprender con regalos originales o incluso vivir inolvidables experiencias de turismo activo en los parques naturales.

Si de tradiciones hablamos, la ruta navideña comienza en el Belén artesanal en movimiento de Valga, en Pontevedra, y el Belén electrónico de Begonte, en Lugo, ambos declarados Fiestas de Interés Turístico de Galicia y dos de los grandes protagonistas de la Navidad gallega. El de Valga, por sus dimensiones y, sobre todo, originalidad. Porque además de las habituales escenas religiosas, incluye otras muchas que hacen referencia a tareas tradicionales del rural gallego, a escenas locales de la zona y de la actualidad nacional e internacional. Y también se puede ver entre sus figuras a gallegos ilustres como Rosalía de Castro, Castelao o Camilo José Cela.

El Belén electrónico de Begonte destaca por sus piezas artesanales y mecanismos, con figuras que se renuevan cada año y que son realizadas desinteresadamente por los vecinos.

El Belén electrónico de Begonte destaca por sus piezas artesanales y mecanismos, con figuras que se renuevan cada año y que son realizadas desinteresadamente por los vecinos. Curioso es también lo que alberga la sala contigua: el Museo del Belén, donde se puede ver el primer mecanismo que movía el Belén en los años 70 y las antiguas piezas que van siendo retiradas de esta composición navideña.

Junto a ellos, también Galicia ofrece la posibilidad de visitar belenes históricos. En la ciudad de A Coruña no falta el de la Gran Obra de Atocha que se hace a escala del mapa de Jerusalén; en Betanzos, el belén del Liceo representa la historia con narración grabada y figuras en movimiento; o en Ferrol, el belén de la Orden Tercera, que presenta un enorme portal con más de 200 figuras también en movimiento. En Santiago de Compostela, el belén familiar de Conxo instalado en la casa de la familia impulsora de esta iniciativa, con más de 70 años de historia o, por ejemplo, en la Iglesia de San Fiz y en la costa coruñesa, destacan las interesantes propuestas en Boiro o Corcubión.

En la provincia lucense es indispensable hacer parada en el belén gigante de Viveiro, a escala natural, y en Ourense es un clásico el belén del escultor Arturo Baltar, realizado con figuras de barro cocido y policromado entre las que se pueden reconocer a populares personajes de la ciudad de las Burgas. En la provincia de  Pontevedra, Vigo,  Verín o la Catedral de Tui presentan también especiales escenografías.

ARTESANÍA GALLEGA

Mercadillos navideños de artesanía, singulares belenes de interés turístico, propuestas gastronómicas de temporada o experiencias de turismo activo en los parques naturales son algunas de las propuestas

Y junto al recorrido por los belenes más tradicionales y singulares de Galicia, también son fechas perfectas para las compras. Especial será la oferta de la artesanía gallega en los numerosos mercados o mercadillos repartidos por las cuatro provincias con artesanos, productores, comerciantes y restauradores que exhibirán y venderán sus productos, piezas y colecciones de decoración y productos de Navidad.

Las actividades culturales para toda la familia con música, teatro, juegos, talleres, concursos o incluso un original videomapping proyectado en algunos centros históricos gallegos enriquecen la oferta de ocio para el mes de diciembre.

Casi la mitad de las casas de turismo rural distinguidas con la Q de Calidad en toda España están en Galicia, y qué mejor que descubrirlo en estas fechas, a las puertas del invierno. La iniciativa Outono Gastronómico ofrece una perfecta combinación con la gastronomía más auténtica, con menús especiales y alojamiento en los cerca de 90 establecimientos rurales participantes. Y, en el Camino de Santiago, la propuesta está en la nueva ruta gastronómica por el Camino Francés que se estrena este año, para conocer y saborear productos autóctonos como el capón, el cocido, el pan artesano, el queso de O Cebreiro o los embutidos, entre otros muchos.

Disfrutar de la naturaleza en estas fechas también es posible en los inmensos y mágicos parajes naturales gallegos con originales experiencias en kayak, recorridos de senderismo o rutas en bicicleta o a caballo. Pero también con propuestas de espeleología, enoturismo o con cursos de fotografía paisajística o de avistamiento de aves. Los seis parques naturales de la Comunidad gallega ofrecen estas apasionantes propuestas.

No hay que olvidar que Galicia es la primera potencia termal de España y la segunda de Europa. Cuenta con más de 300 captaciones termales y uno de cada cuatro establecimientos termales españoles con Q de Calidad Turística son gallegos. Por eso, la opción del descanso navideño también pasa por visitar algunos de sus balnearios y talasos, especialmente en la provincia de Ourense.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1