Ibex-35 abre mixto mientras digiere cascada de resultados

El Ibex-35 de la bolsa española abrió el jueves con escasas variaciones en una jornada cargada de referencias corporativas, consolidando los 11.000 puntos mientras los inversores analizaban las numerosas cuentas del selectivo en la recta final de presentación de resultados de 2014.

 

“El ‘rally’ de las últimas jornadas ya ha puesto en precio el resultado aceptable, por el momento, de la evaluación del plan de reformas de Grecia y el mensaje con tono ‘dovish’ de (Jamet) Yellen ante las cámaras, por lo que el mercado se tomará un descanso a la espera de nuevos catalizadores en los que apoyarse para buscar nuevos máximos”, dijeron analistas de Bankinter.

 

El valor más destacado en las primeras operaciones era el fabricante de aerogeneadores Gamesa, que subía más de un cuatro por ciento tras duplicar su beneficio anual y recuperar el dividendo.

 

También destacaba en la parte alta de la tabla Sacyr con un alza de un 2,6 por ciento.

 

El fabricante de hemoderivados Grifols subía por su parte un uno por ciento tras mejorar un 33 por ciento su beneficio neto ajustado en 2014, dándose la vuelta después de que en las primeras operaciones cayera hasta un seis por ciento.

 

Los inversores también vieron con buenos ojos los resultados de Repsol, que subía un 0,7 por ciento tras mejorar un 27 por ciento su beneficio neto ajustado CCS gracias a los crecientes márgenes de su negocio de refino y marketing.

 

En el otro extremo se situaba Mediaset España, que perdía más de un 4 por ciento y se colocaba al fondo de la tabla pese a mejorar su resultado bruto de explotación un 87,9 gracias a la recuperación del mercado publicitario y su posición de líder en la audiencia televisiva.

 

Su rival Atresmedia, fuera del Ibex, caía aún más, un 6 por ciento, tras anunciar un ajuste contable que minoró su beneficio en 34,5 millones de euros pese a mejorar su resultado de explotación un 59,3 por ciento.

 

Otro de los peores valores del selectivo era el grupo constructor OHL, que perdía casi un tres por ciento tras anunciar a primera hora un descenso del 11 por ciento de su ebitda.

 

Telefónica, uno de los pesos pesados del selectivo, actuaba de lastre del Ibex con una caída inicial de un 0,4 por ciento un día después de la presentación de sus cuentas.

 

La banca compensaba la debilidad de estos valores y se recuperaba de las caídas de la víspera con todos sus valores al alza. Popular subía un 1,1 por ciento y Bankia, que aún tiene que presentar sus resultados anuales, avanzaba un 0,8 por ciento.

 

BBVA y Santander ganaban por su parte un 0,3 y un 0,1 por ciento, respectivamente.

 

A las 0936 horas, el Ibex-35 subía un 0,05 por ciento a 11.054,8 puntos, mientras que el paneuropeo FTSEurofirst 300 ganaba un 0,14 por ciento.

 

En el mercado de renta fija, la prima de riesgo española se relajaba levemente hasta los 104 puntos básicos, con el bono español a 10 años dando una rentabilidad del 1,34 por ciento.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada