Aprobada la ley de segunda oportunidad para devolver los esfuerzos de la crisis

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior a una reunión del Consejo de Ministros.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior a una reunión del Consejo de Ministros.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado hoy que la ley de segunda oportunidad, aprobada hoy por el Consejo de Ministros, pretende devolver a los españoles algunos de los esfuerzos de la crisis y ampliar la mejoría económica a los sectores más vulnerables.

 

En la conferencia posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría, ha incidido en que la ley tiene como objetivo normalizar una situación de endeudamiento excesivo, y ha añadido que supone un cambio fundamental en el sistema de su tratamiento.

 

A su juicio, se reconoce por primera vez un sistema para solventar la insolvencia de las personas físicas.

 

La vicepresidenta ha subrayado que la ley representa un salto cualitativo en los mecanismos para conseguir que las familias puedan superar una situación de endeudamiento y volver a empezar.

 

El Real Decreto Ley de Mecanismo de Segunda Oportunidad y Reducción de la Carga Financiera y otras Medidas de Orden Social establece una segunda oportunidad en el ámbito concursal para deudores de buena fe con cargas, que incluye, por primera vez, a las particulares.

 

Desarrolla un marco permanente de insolvencia personal, en línea con las recomendaciones de los principales organismos internacionales y la Unión Europea y flexibiliza y amplía los acuerdos extrajudiciales de pagos para que sean más eficaces.

 

A estos acuerdos pueden acceder particulares y empresarios y se permite que los acuerdos alcanzados se extiendan a los acreedores con garantía real cuando concurran las mayorías previstas.

 

Para deudores particulares se establece un nuevo sistema de exoneración de deudas más flexible y eficaz, que se aplicará tras la conclusión de un concurso por liquidación o por insuficiencia de masa.

 

La nueva normativa flexibiliza la figura del mediador, cuya labor será impulsar la negociación y facilitar la reestructuración de las deudas entre las partes. Este mediador será designado por un notario o registrador y en el caso de las empresas las funciones de mediación podrán ser realizadas por las Cámaras Oficiales de Comercio.

 

La vicepresidenta ha asegurado que “hoy nuestro sistema tendrá mecanismos para conseguir que las familias puedan superar cuanto antes una situación de endeudamiento y puedan volver a empezar”.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada