Dos de cada cinco universidades europeas no tienen cuenta los rankings internacionales en su estrategia

El 40 por ciento de las universidades europeas no tienen en cuenta los rankings internacionales a la hora de tomar decisiones estratégicas de desarrollo, aunque la mayor parte de ellas (cerca de tres cuartas partes) los utilizan para monitorizar el desempeño de los demás centros de educación superior, según un estudio de la Asociación de Universidades Europeas (EUA).

El informe ‘Rankings en las estrategias y procesos institucionales. ¿Impacto o ilusión?’ analiza el modo en que 171 universidades de todo el espectro de niveles de formación superior (grados, masters y doctorado) de 39 países europeos emplean los resultados de los rankings internacionales.

Las conclusiones de la investigación indican que dos de cada cinco (39 por ciento) de estas instituciones ya ha empleado los resultados de dichos informes para llevar a cabo cambios o tomar decisiones en la propia universidad y un 32 por ciento más “planea tenerlos en cuenta” en el futuro. Además, el 29 por ciento de los centros señala que no las ha tenido en cuenta y no asegura que lo vaya a hacer.

El objetivo del estudio es medir la influencia de las listas internacionales de calidad de las universidades sobre las decisiones de los centros, según han explicado sus responsables.

En este sentido, entre las instituciones que sí se han visto influenciadas por las conclusiones de dichos rankings, un 27 por ciento señala que estos han dado lugar a una “revisión de sus políticas” y un 17 por ciento ha cambiado sus “procedimientos formales” en alguna medida. Además, un 26 por ciento indica que ha mantenido este tipo de procedimientos “aunque con un nuevo enfoque”.

Los resultados de estos estudios han provocado también que el 26 por ciento de las instituciones “revisen sus áreas de investigación” y que cambien los criterios de selección y promoción del personal.

La posición y análisis de los rankings han provocado también que el 9 por ciento de los centros “revisen sus criterios de selección de estudiantes” y en un 8 por ciento de los casos, el cierre de algunos programas, departamentos u otras entidades de la universidad.

Los responsables del estudio han señalado como “pese a que son muchos a los que les gusta criticar los rankings y listas de universidades por sus defectos metodológicos, las instituciones les prestan atención casi de forma unánime para distintos propósitos”.

Además, han recordado que las comparaciones internacionales entre centros “son un producto inevitable ligado a la globalización” y aseguran que “se intensificarán en el futuro”.

Por eso, han subrayado que consideran “crucial” que las universidades desarrollen su capacidad de investigación para obtener información valiosa y comparativa sobre el rendimiento institucional ante el público, a lo que pueden ayudar dichos estudios internacionales.

Aún así, han recordado la “limitaciones” de estos rankings y han recomendado que no se empleen los rankings para tomar decisiones sobre la asignación de recursos de la universidad.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada