La ‘maravilhosa’ Rio de Janeiro celebra sus 450 años

 Un grupo de personas toma pedazos de la gran torta ofrecida durante la celebración del 450 aniversario este domingo 1 de marzo de 2015, de Río de Janeiro (Brasil).

Un grupo de personas toma pedazos de la gran torta ofrecida durante la celebración del 450 aniversario este domingo 1 de marzo de 2015, de Río de Janeiro (Brasil).

Río de Janeiro, antigua capital y la segunda urbe más poblada de Brasil, festejó hoy los 450 años de su fundación con una variada programación cultural, artística, deportiva y protocolaria en la que no podía faltar una gigantesca torta de cumpleaños.

 

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, después de participar en el acto de investidura de su colega uruguayo, Tabaré Vázquez, retornó al país de Montevideo para inaugurar en la tarde del domingo el túnel subterráneo de 1,45 kilómetros, “Río 450″, que unirá el centro de la “Ciudad Maravillosa” con el barrio de Gamboa.

 

Después de cortar la cinta inaugural y de recorrer el túnel junto a otras autoridades sobre una camioneta antigua, Rousseff dio un rápido discurso en el que resaltó la gestión de la administración local y recordó la importancia histórica de Río de Janeiro para el país.

 

“El aniversario de una joven señora de 450 años es un momento para reflexionar: una parte importantísima de la historia de Brasil ocurrió en esta ciudad y en el área que hoy está siendo transformada. No sólo la parte triste, de esclavitud, sino también en los momentos de afirmación del país”, declaró la jefa de Estado.

 

Al lado de Rousseff estaban el gobernador del estado, Luiz Fernando Pezao, y el alcalde, Eduardo Paes, y entre los invitados sobresalió el alemán Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), quien visita la sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

Vista de la gran torta ofrecida durante la celebración del 450 aniversario este domingo 1 de marzo de 2015, de Río de Janeiro (Brasil).

Vista de la gran torta ofrecida durante la celebración del 450 aniversario este domingo 1 de marzo de 2015, de Río de Janeiro (Brasil).

La mandataria participará esta noche en una ceremonia formal en la que se lanzarán las medallas y el sello conmemorativo carioca para distinguir a personalidades.

 

Las celebraciones del aniversario comenzaron la noche del sábado con el espectáculo musical “Río 450 años” realizado en el espacio abierto de la reserva ambiental Quinta da Boa Vista, en el barrio Sao Cristivao, ante más de 40.000 personas, según la Policía Militarizada.

 

Compositores cariocas como Chico Buarque y los desaparecidos Vinicius de Morais, Tom Jobim y Tim Maia fueron homenajeados por artistas de diversos géneros musicales que interpretaron sus éxitos, la mayoría con letras alusivas a Río de Janeiro.

 

Herbert Vianna (Paralamas do Sucesso), Zeca Pagodinho, Ana Carolina, Toni Garrido, Arlindo Cruz, Frejat, Diogo Nogueira, Fernanda Abreu, Vanessa da Mata, Neguinho da Beija Flor, Martinho da Vila, Paulinho da Viola, Gilberto Gil, Erasmo Carlos y los hijos del fallecido cantante Wilson Simonal pasaron por el escenario.

 

Uno de los puntos altos del recital fue la presentación del dueto del cantautor Caetano Veloso con la voz femenina de Baby do Brasil, quienes interpretaron la inédita “Menino de Río”, composición del célebre músico.

 

Otros conciertos, en los que predominó la samba, se realizaron entre el sábado y domingo en diferentes puntos de la ciudad.

 

Este domingo, la primera ceremonia oficial se celebró en la Fortaleza de Sao Joao, en la Urca, con un acto de honras militares a cargo del Ejército y que precedió la llegada de veleros que salieron de Bertioga, en el vecino estado de Sao Paulo, haciendo el mismo recorrido del colonizador portugués Estacio de Sá en 1565.

 

Una misa católica en la iglesia de los Capuchinos, en el barrio de Tijuca, oficiada por el arzobispo de Río, cardenal Oraní Tempesta, fue celebrada para honrar el Santuario de Sao Sebastiao, el patrono de la ciudad, y los restos mortales del fundador Estacio de Sá, que reposan en ese templo católico.

 

El cántico de cumpleaños para Río de Janeiro fue interpretado por miles de personas, antes del mediodía, en la Rúa Carioca, en el centro de la ciudad, donde se repartieron pedazos de una gigantesca torta rellena de dulce de leche de 450 metros de longitud y ocho toneladas de peso.

 

Para su preparación, un grupo de veinte personas utilizó 2,5 toneladas de harina de trigo, 1,5 tonelada de margarina, dos toneladas de azúcar, mil litros de leche, 50 kilos de fermento, mil litros de chantilly y 30.000 huevos.

 

En la programación deportiva sobresalieron una competencia de piragüismo disputada entre la orla oceánica y la Bahía de Guanabara y un torneo de voley playa con medallistas olímpicos de Estados Unidos y Brasil en las playas de Copacabana.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada