Más de 50 países buscan incentivar captura de carbono en acuerdo de clima

Los incentivos fiscales para la captura de carbono deberían ser parte del acuerdo sobre el cambio climático mundial que sustituirá al Protocolo de Kioto, dijeron el martes los 56 países que pertenecen a la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE) en un comunicado.

Alumnas con mascarillas cruzan la calle a la hora del almuerzo en Kioto, Japón.

Alumnas con mascarillas cruzan la calle a la hora del almuerzo en Kioto, Japón.

La recomendación de los estados miembros pone el asunto formalmente en la mesa para la reunión de la Convención sobre el Cambio Climático en París en diciembre, que pretende acordar un tratado vinculante legalmente que sustituya a Kioto.

Los delegados de casi 200 países se reunirán previamente en Perú para trabajar sobre el acuerdo, entre las nuevas advertencias científicas sobre los riesgos de inundaciones, olas de calor, la acidificación de los océanos y el aumento del nivel del mar.

La recomendación de la UNECE dice que el desarrollo comercial de la captura y almacenamiento de carbono (CCS) -sacar dióxido de carbono de la atmósfera para reducir la acumulación de gases de efecto invernadero- no tiene suficiente apoyo político pero y debería tener al menos el mismo respaldo que otras tecnologías.

“Un acuerdo internacional pos-Kioto debería aceptar un amplio despliegue de instrumentos fiscales para alentar la CCS/CCUS (captura, utilización y almacenaje de carbono), pero la elección de los instrumentos se debería dejar a discreción de los gobiernos nacionales”, dijo UNECE.

Los gobiernos también deberían trabajar juntos para patrocinar financieramente proyectos piloto, dijo UNECE.

Reforzar las fuentes de energía alternativa como la eólica o la solar no sería suficiente para atajar el cambio climático, ya que esas tecnologías no hacen nada para reducir el dióxido de carbono que ya está en la atmósfera y que la ONU cree que provoca el calentamiento global y peligrosos aumentos en la acidez de los océanos.

“El cemento, el acero, los productos químicos, el refino y el transporte están entre muchos sectores que deben ser atajados de una manera similar al sector de la energía y de un modo que alivie la preocupación sobre los efectos en la competitividad internacional”, dijo el comunicado.

“Atender adecuadamente las CCS/CCUS en un acuerdo internacional puede ser una de las pocas estrategias que permita el avance hacia un rápido desarrollo de la CCS como una parte importante de las actividades mundiales para la reducción de las emisiones de CO2″, añadió.

El número de grandes proyectos de CCS se ha duplicado desde 2010 a 22 y la tecnología ha superado un hito este año al poner en marcha la primera planta de carbón equipada con CCS, dijo el Instituto Global CCS este mes.

El alto coste del CCS -tanto en la captura de dióxido de carbono de los gases de las plantas de energía como en la captura del carbono del gas natural- han desalentado las inversiones de CCS pese a las preocupaciones sobre el cambio climático.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada