BBVA no comprará más bancos tradicionales y no se arrepiente por Popular

El presidente del banco BBVA Francisco González, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017, BBVA obtuvo en 2017 un beneficio neto de 3.519 millones, un 1,3 % más que en 2016, tras anotarse en el último trimestre un deterioro de 1.123 millones por el saneamiento de su participación en Telefónica, ha informado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El presidente del banco BBVA Francisco González, durante la presentación de resultados del ejercicio 2017, BBVA obtuvo en 2017 un beneficio neto de 3.519 millones, un 1,3 % más que en 2016, tras anotarse en el último trimestre un deterioro de 1.123 millones por el saneamiento de su participación en Telefónica, ha informado hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El presidente de BBVA, Francisco González, ha asegurado hoy que el grupo estudia las oportunidades que surgen, pero en este momento no le interesan los bancos tradicionales y está encantado de no haber comprado el Popular.

Si así lo hubieran hecho, ha considerado, hoy en día BBVA tendría un problema, y echando la vista atrás también ha opinado que hoy “probablemente” BBVA tampoco compraría CatalunyaCaixa, entidad que se adjudicó en subasta por un euro.

“Las cosas han cambiado mucho en cinco años”, en alusión a la deriva soberanista de Cataluña y sus consecuencias sobre el negocio bancario, pero aún así, “estamos muy contentos”.

Preguntado expresamente durante la rueda de prensa de presentación de resultados por una posible fusión de BBVA y Bankia, el banquero ha asegurado que a él nadie le ha llamado y ha opinado que el Estado aún tiene que salir del capital de la entidad.

Para ello, ha recomendado ser realistas y privatizar Bankia cuando convenga, sin intentar recuperar algo que no va a ser posible y dejar a un lado los horizontes temporales -de que hay que vender antes de que acabe 2019-

También ha insistido en que BBVA es más exigente que sus competidores en cuanto a la generación de valor de cada operación de compra que se le plantea.

Respecto a las fusiones transfronterizas, ha coincidido con la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, en que las autoridades animan pero la realidad es que aún queda mucho para avanzar en la unión bancaria.

Sin embargo, ha vaticinado que acabará habiendo fusiones en todo el mundo porque a veces es la vía más rápida cuando la banca se enfrenta a gigantes como Alibaba, Amazon o Facebook y “claramente no hay espacio para todos” y “la regulación marcará la diferencia”.

En cuanto a la situación en España, ha lamentado que solo se hable de Cataluña y nadie se ocupe de cambiar el modelo productivo, darle futuro a los españoles y mejorar la educación para entrenar a los que no tienen las facultades que ahora demanda la sociedad.

Sobre la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, el banquero ha dicho que él no cree en la igualdad por igualdad, aunque el consejero delegado del banco, Carlos Torres Vila, le ha trasladado en más de una ocasión que hay que cuidar la diversidad porque un equipo diverso funciona mejor.

Además, ha añadido, en BBVA cada vez hay más mujeres en puestos directivos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada