El IBEX 35 se juega los 10.100 puntos al caer más del 1 por ciento

El IBEX 35, principal indicador de la Bolsa española, se juega el nivel de los 10.100 puntos al caer un 1,04 % tras la apertura, con todos los valores en negativo y arrastrado por los descensos de Wall Street y Asia.

El IBEX 35, principal indicador de la Bolsa española, se juega el nivel de los 10.100 puntos al caer un 1,04 % tras la apertura, con todos los valores en negativo y arrastrado por los descensos de Wall Street y Asia.

El IBEX 35, principal indicador de la Bolsa española, se juega el nivel de los 10.100 puntos al caer un 1,04 % tras la apertura, con todos los valores en negativo y arrastrado por los descensos de Wall Street y Asia.

En concreto, en los primeros minutos de cotización, el selectivo se sitúa en los 10.105,4 puntos, tras restar 106,3 unidades, con lo que en el acumulado del año las ganancias se reducen hasta el 0,6 %.

De los grandes valores del IBEX 35, Telefónica se lleva la peor parte al dejarse un 1,33 %, seguido de BBVA, un 1,25 %; Banco Santander, un 0,91 %; Repsol, un 0,73 %; Iberdrola, un 0,59 % e Inditex, un 0,40 %.

En el resto del índice, Cellnex es el que más pierde, un 2,91 %, mientras que Banco Sabadell es el que menos cae, un 0,14 %.

En el mercado continuo, el valor que más cede es Azkoyen, un 8 %, frente a Aedas Homes, que gana un 3,56 %.

Los malos resultados registrados la pasada semana en Wall Street han arrastrado a la Bolsa de Tokio, que ha registrado hoy su mayor caída en 15 meses, y a su vez a las principales plazas de Europa, que en la apertura, al igual que en España, también se mueven a la baja.

La Bolsa de Milán desciende un 1,27 %; Londres, un 1,12 %; París, un 0,89 % y Fráncfort, un 0,78 %.

En cuanto a las divisas, el euro se revaloriza en la apertura hasta 1,2452 dólares, mientras que entre las materias primas, el barril de crudo Brent, referente europeo, baja hasta 67,98 dólares.

En la jornada de hoy, día en el que no está previsto la publicación de resultados empresariales, la atención se centra en el Banco Central Europeo (BCE), ya que los eurodiputados trasladan al presidente del organismo, Mario Draghi, sus preocupaciones porque la magnitud de las ayudas del la entidad a la banca europea siguen sin reflejarse en el crédito que llega a la economía real.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada