Hasta, al menos, 2021

Tequila, bien escaso

btyEl aumento de la demanda de la materia primasu utilización en otros sectores y los robos han propiciado que la industria del tequila se encuentre en una situación de escasez que preocupa al sector. No solo afecta a los pequeños agricultores, sino también a las grandes empresas. Desde la revista Fortuneaventuran que el problema continuará hasta, al menos 2021.
En Jalisco todo mundo mira al agave, la planta de la que se extrae la esencia y materia prima para elaborar el tequila. Centro mundial del cultivo necesario para la producción de esta bebida seña de identidad de México, la preocupación va en aumento dada la situación de escasez en la que se encuentran actualmente.

Un problema que no se debe solo al aumento de la demanda de su producto estrella –la exportación de tequila a Estados Unidos, por ejemplo, ha aumentado un 198% en diez años según señala Fortune– sino que intervienen también a otros factores.

Uno de ellos es el hecho de que otros sectores como el farmacéutico y el alimentario hayan convertido el agave en ingrediente de sus productos. Ante un panorama así, con más empresas y productores en busca de una planta que requiere de siete largos años para poder recolectarla y utilizarla, el precio se ha disparado en los últimos años. Se calcula en dos años se ha multiplicado por seis.

Según el Consejo Regulador del Tequila, en 2011 nada hacía prever que la demanda sería tan alta siete años después y se plantaron casi 18 millones de agaves azules. Sin embargo, la demanda actual es de 42 millones. Imposible dar respuesta a tanta demanda. Eso ha elevado sus costes y puesto en peligro la producción de tequila.

El agave se ha convertido en una planta aún más valiosa y un negocio de interés para los ladrones. Durante 2017 se denunció el robo de 15.000 plantas, una cifra que triplica los robos registrados en 2016.

Y la cosa va a peor, ya que el tiempo que ha de transcurrir entre que se siembra y se recolecta no hace pensar en que el panorama vaya a mejorar a corto plazo. Es más, desde Fortune calculan que no se verá la luz al final del túnel hasta 2021. Por delante quedan un futuro de escasez de tequila y a precios muchos más elevados de los que se pagan hoy en día.

Un vaticinio que preocupa tanto a los productores, que ven cómo sus márgenes de ganancias merman debido al alto coste de la materia prima y el precio del producto final les deja en desventaja frente a otras bebidas alcohólicas, como a los consumidores.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada