El BCE dice a la Eurocámara que vigilará posibles burbujas y tipos de cambio

Mario Draghi. ARCHIVO.

Mario Draghi. ARCHIVO.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo hoy ante la Eurocámara que la institución vigilará el riesgo de burbujas en el sector inmobiliario y la volatilidad en los tipos de cambio, que podría impactar en la tendencia de la inflación.

“No hay pruebas de burbujas sistémicas debido al crédito”, dijo Draghi, quien argumentó que el incremento del precio de los activos en Europa no ha estado acompañado de un “aumento excesivo del crédito”, como ocurrió durante la crisis financiera.

No obstante, señaló que “hay algunos segmentos que necesitan una estrecha vigilancia”, uno de los cuales es el mercado inmobiliario.

“También en algunas grandes ciudades y en algunos países los precios del inmobiliario han aumentado a un ritmo más rápido que los ingresos de los hogares y esto requiere vigilancia”, dijo Draghi ante el pleno de la Eurocámara.

El italiano debatió con los eurodiputados un informe sobre la actividad del BCE en 2017, en el que los parlamentarios reconocieron el efecto positivo que ha tenido la política monetaria no convencional de la institución en la recuperación económica, pero abogaron por más reformas estructurales y pidieron a Fráncfort vigilar sus efectos colaterales.

El informe “exhorta al BCE a hacer frente a problemas como la estabilidad financiera y a ejercer un control y seguimiento de potenciales burbujas en algunos segmentos del mercado financiero”, dijo el ponente del texto, el eurodiputado socialista español Jonás Fernández.

En este sentido, Draghi defendió los efectos beneficiosos de su política de bajos tipos de interés y su programa de compra de bonos a la hora de impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo en la eurozona, y señaló que esto también ha beneficiado a los pequeños ahorradores y a las pequeñas y medianas empresas.

Añadió que, si bien se ha “reforzado” la confianza de Fráncfort en que la inflación convergerá hacia su objetivo de que la cota se sitúe próxima pero por debajo del 2 %, “aún no podemos declarar la victoria en este frente”.

El italiano argumentó que la inflación subyacente, que excluye el efecto de los elementos más volátiles sobre los precios, “sigue siendo débil y aún tiene que mostrar signos convincentes de una tendencia a la alza sostenida”.

En este sentido, insistió en que se necesita “paciencia y persistencia” con respecto a su política monetaria y subrayó que el BCE espera que los tipos de interés “sigan a los niveles actuales por un periodo amplio de tiempo y bien pasado el horizonte de su (programa de) compra de activos.

Y advirtió de que han surgido “nuevos vientos de cara por la reciente volatilidad en el tipo de cambio, cuyas implicaciones sobre las perspectivas a medio plazo de estabilidad de precios requieren una estrecha vigilancia”.

Varios eurodiputados expresaron su inquietud por el desarrollo de los mercados de divisas virtuales y el riesgo que conllevan, en un contexto en el que el bitcóin, la más célebre de estas criptodivisas, sufre importantes caídas.

Sobre este punto, Draghi advirtió de que estas divisas digitales no están reguladas ni supervisadas, son “activos de alto riesgo” y su precio “es totalmente especulativo”.

“Los bancos deberían medir el riesgo de tener divisas digitales en sus carteras de acuerdo a esto”, dijo el italiano, quien señaló que el BCE trabaja para identificar los riesgos potenciales que podrían presentar las instituciones que supervisa.

Draghi señaló que hasta ahora el “apetito” de los bancos de la eurozona por estas criptodivisas es “limitado”, pero consideró que podría aumentar tras la salida a cotización de los contratos de futuros de bitcóin en Estados Unidos. “Ciertamente, lo vigilaremos”, dijo.

En el debate se coló también la elección del próximo vicepresidente del BCE, un puesto al que España presentará un candidato y al que podría optar el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El pleno pidió al Eurogrupo -los ministros de Economía de los países de la eurozona- que le remita una lista de los candidatos que tenga equilibrio de género, de modo que la Eurocámara pueda discutirla y la ciudadanía conozca sus perfiles.

Draghi, por su parte, no se pronunció al respecto.

Este miércoles expira el plazo para que los países presenten a sus candidatos y el Eurogrupo nombrará a un sucesor el 19 de febrero, tras lo cual la Eurocámara y el BCE podrán emitir una opinión sobre el elegido que, sin embargo, no es vinculante.

El informe sobre la actividad del BCE en 2017 será votado en pleno mañana.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada